El magistrado del Tribunal Pablo Llarena ha comunicado que no decidirá hasta el lunes si mantiene en la cárcel u ofrece la posibilidad de eludir la prisión bajo fianza a Oriol Junqueras y los Jordis, a los que está tomando declaración este viernes por la posible comisión de un delito de rebelión, sedición y malversación de caudales públicos.

Será también el lunes cuando un tribunal belga resuelva si accede a la petición cursada por la magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela para que le entreguen a Carles Puigdemont y los consellers que le acompañan en la fuga belga (Clara Ponsatí, Meritxell Serret, Antoni Comín y Lluís Puig).

Los ex consellers de ERC encarcelados se han negado este viernes a contestar a las preguntas de la Fiscalía en sus comparecencias ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena para que decida si los mantiene en prisión preventiva o suaviza las medidas cautelares adoptados contra ellos por la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, el ex vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y los ex consejeros de Exteriores (Raül Romeva), Justicia (Carles Mundó) y Trabajo (Dolors Bassa) han comparecido ya ante el juez del Supremo Pablo Llarena, que los investiga por rebelión, sedición y malversación de caudales públicos.

La comparecencia se celebra a petición de los ex consellers de ERC y PDeCaT encarcelados, así como de los líderes de las entidades independentistas Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, que han pedido a Llarena que les deje en libertad provisional mediante unos escritos en los que manifiestan aceptar el artículo 155 de la Constitución y apostar en un futuro por el “diálogo” dentro de la Constitución.

Los ex ‘consellers’ del PDeCat sí contestan

Los ex consellers de ERC -defendidos por el letrado Andreu van den Eynde- han coincidido en acogerse a su derecho a no contestar las preguntas de la Fiscalía, a diferencia de los ex consejeros de Presidencia y Territorio Jordi Turull y Josep Rull, respectivamente, que no han objetado a responder al ministerio público.

El ex presidente de la Generalitat Oriol Junqueras y el ex conseller Raül Romeva han sido trasladados a las 10.00 horas al Tribunal Supremo. Son los dos primeros en declarar ante el juez Llarena. Junqueras, cuya intervención ha durado 20 minutos aproximadamente, ha sido el primero en hablar ante el juez, seguido del ex conseller de Asuntos Exteriores.

El ex vicepresidente, junto a cinco ex conselleres que se encuentran encarcelados en la prisión de Estremera, han llegado en torno a las 9.00 horas a los calabozos de la Audiencia Nacional, desde donde son trasladados de dos en dos al Tribunal Supremo para declarar.

Han sido los últimos en llegar, en tanto que los líderes independentistas Jordi Sànchez y Jordi Cuixart y las ex conselleras Dolor Bassa y Meritxel Borràs lo habían hecho sobre las 8.30 horas a los calabozos procedentes de las cárceles de Soto del Real y Alcalá Meco, respectivamente.

‘Vía Forcadell’

Desde la Audiencia Nacional, a escasos 100 metros del Supremo, serán trasladados de dos en dos hasta el alto tribunal para declarar ante el juez Pablo Llarena, que les investiga por los delitos de rebelión, sedición y malversación en relación al proceso independentista de Cataluña.

Además, algunos abogados de los investigados, entre los que se encontraba el de los ex consellers de ERC, Andreu van der Eynde, ya se encuentran en el Supremo, donde sus representados estaban citados a las 9.30 horas.

Los ex consellers y los líderes de las asociaciones independentistas pidieron comparecer ante el magistrado para solicitar su salida de la cárcel una vez que éste asumió la causa que hasta entonces instruía la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela.

Estas comparecencias podrían ser un paso hacia la libertad bajo fianza de los investigados, que tienen previsto acogerse a la llamada “vía Forcadell” con el argumento de que han acatado el artículo 155 de la Constitución, que supuso su cese y la convocatoria de elecciones en Cataluña.