Política

Junqueras, en ‘shock’ por el fallecimiento de un recluso con el que compartía módulo

logo
Junqueras, en ‘shock’ por el fallecimiento de un recluso con el que compartía módulo
Oriol Junqueras, dirigiéndose a la Audiencia Nacional horas antes de que la juez Lamela decretara su ingreso en prisión.

Oriol Junqueras, dirigiéndose a la Audiencia Nacional horas antes de que la juez Lamela decretara su ingreso en prisión. EP

Resumen:

Oriol Junqueras vivió el pasado fin de semana quizá el peor momento en la cárcel desde que la magistrada de la juez Lamela dictó prisión incondicional para él y otros siete ex consellers el pasado 2 de noviembre por la posible comisión de un delito de rebelión.

El motivo fue el fallecimiento por causas naturales de un recluso multipatológico con el que compartía módulo, lo que impresionó sobremanera al ex vicepresidente de la Generalitat de la Cataluña.

“Le afectó mucho y se puso nervioso. Quedó en estado de shock”, aseguran a El Independiente fuentes penitenciarias.

El único apoyo de Junqueras en la prisión de Estremera es Carles Mundó, consejero catalán de Justicia desde enero de 2016 hasta que el Gobierno de Rajoy disolvió el Govern el pasado 28 de octubre en aplicación del artículo 155 de la Constitución y con el que comparte celda en Estremera.

Oriol Junqueras vivió el pasado fin de semana quizá el peor momento en la cárcel desde que la magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela dictó prisión incondicional para él y otros siete ex consellers el pasado 2 de noviembre por la posible comisión de un delito de rebelión. El motivo fue el fallecimiento por causas naturales de un recluso multipatológico con el que compartía módulo, lo que impresionó sobremanera al ex vicepresidente de la Generalitat de la Cataluña.

“Le afectó mucho y se puso nervioso. Quedó en estado de shock”, aseguran a El Independiente fuentes penitenciarias. El único apoyo de Junqueras en la prisión de Estremera es Carles Mundó, consejero catalán de Justicia desde enero de 2016 hasta que el Gobierno de Rajoy disolvió el Govern el pasado 28 de octubre en aplicación del artículo 155 de la Constitución y con el que comparte celda en Estremera. El resto de los compañeros de gabinete encarcelados (Raül Romeva, Jordi Turul, Josep Rull y Joaquim Forn) se encuentran en otros módulos del centro penitenciario madrileño.

Las fuentes han reiterado la plena integración en prisión del ex vicepresidente, internado en uno de los módulos de respeto (concretamente el 7). Oriol Junqueras “barre y limpia su celda” y participa cada mañana en las asambleas que celebran los reclusos de ese módulo para analizar la jornada del día anterior. “Él da sus opiniones”, añaden.

En una carta enviada al diario británico The Times, el líder de ERC y ex número dos del Gobierno catalán desveló cómo consumía el tiempo en la cárcel: “Dedico mi tiempo a la reflexión y, afortunadamente, como católico, a la oración. Tengo tiempo para pensar en el pasado pero también en el futuro”.

Junqueras, católico practicante, ha expuesto públicamente en numerosas ocasiones su fe católica, que en ocasiones mezcla con su otra pasión: la historia. Entre los años 2004 y 2005, llegó a trabajar como colaborador en un programa de Radio Nacional de España en el que, junto a Olga Viza, ejercía de divulgador tratando temas histórico-religiosos.

Abierto en 2008, el centro penitenciarios de Estremera es el de más reciente construcción de los siete operativos en la Comunidad de Madrid. Se levanta sobre una parcela de 365.730 metros cuadrados y dispone de 1.008 celdas, 11 metros cuadrados cada una. Como ya ha comunicado el Ministerio del Interior, ésta sería la prisión en la que ingresaría Carles Puigdemont en caso de que la Justicia belga acceda a la petición de detención y entrega que cursó la juez Lamela.

¿Últimas horas en prisión?

La jornada en prisión arranca a las 8 horas. Tras el aseo y el desayuno, comienzan diferentes actividades lúdicas y de esparcimiento, con acceso a clases de spinning y otros disciplinas en el polideportivo, biblioteca, actividades culturales, cursos de inglés, participación en la propia vida y gestión del módulo.

A las 14 horas se sirve la comida. Después del almuerzo y el tiempo de reposo, alrededor de las 16.30 horas los internos salen al patio, donde pueden disfrutar de caminatas al aire libre, hacer deporte y comunicarse con el resto de presos, franja que se prolonga durante varias horas. La cena se sirve a las 20 horas, tras la cual los internos vuelven a su celda.

Oriol Junqueras y los otros siete ex consejeros podrían salir de la cárcel en las próxima horas, una vez presten declaración este viernes ante el juez del Tribunal Supremo que ha acumulado todas las causas contra la cúpula independentista.