Pese a la huida a Bélgica de Carles Puigdemont, pese a sus intentos continuados de internacionalizar la causa independentista, pese a las elecciones del próximo 21-D y pese a las manifestaciones multitudinarias organizadas en el corazón institucional de la Unión, a Europa cada vez le importa menos el procés. Se aprecia en la menguante asistencia de prensa internacional a los actos. Y lo subraya la biblia digital de Bruselas, Politico Europe, que ha elaborado un año más su ranking con las 28 personalidades que en 2018 «darán forma, sacudirán y removerán Europa».

No está entre ellas Puigdemont, ni Oriol Junqueras, ni Inés Arrimadas, ni Miquel Iceta, ni Mariano Rajoy. La lista, que incluye a un representante de cada país, cree que la personalidad española más influyente para el próximo año será…Ana Patricia Botín, la presidenta del Banco Santander. «La cara glamurosa de la élite empresarial española, justo cuando resurge en el escenario europeo después de una década de depresión económica», glosa la publicación, que vincula el éxito empresarial del Santander con la mejora de los datos macroeconómicos en España.

La lista elige a un banquero sobre un político y aún así coloca a España en el puesto 16 en relevancia europea en 2018

«Habiendo capeado la turbulencia económica del país, Botín ahora tiene que navegar con su banco a través de la crisis catalana, la prueba política más grande de España en décadas», apunta Politico, que sitúa a la presidenta del Santander, y con ella a España, en el puesto número 16 de un ranking que encabeza el liberal alemán Christian Lindner, por delante del brexiter convencido Michael Gove y de la ministra de trabajo francesa Muriel Pénicaud, «el puño de hierro de Emmanuel Macron».

La lista incluye a personalidades de todo tipo: desde el líder de los liberales en el Parlamento Europeo, Guy Verhofstadt, hasta el bielorruso tecnoescéptico Evgeny Morozov, que pregona desde Barcelona sobre las catastróficas consecuencias de la acumulación de poder que están consiguiendo un muy reducido número de compañías tecnológicas, con Google y Facebook a la cabeza.

Contraste con ediciones anteriores

La escasa relevancia que Politico confiere este año a España, en plena efervescencia informativa del procés, contrasta con la elevada atención que le prestó en años anteriores. En 2016, el puesto número 7 del ranking lo ocupó Albert Rivera. El año pasado, la alcaldesa de Barcelona Ada Colau se situó como la quinta personalidad europea más relevante para el año que entraba, precisamente por el rol decisivo que jugaría su Ayuntamiento tanto en el procés como concretamente en el referéndum del 1 de octubre.

Pero hubo más. En otro artículo publicado el 1 de enero, la prestigiosa publicación elaboraba otra lista. Más apocalíptica: las 12 personas que (probablemente) arruinarán 2017. Y en esa clasificación aparecía el ya ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, junto a personajes como el italiano Beppe Grillo, el holandés Geert Wilders, el radical polaco Jaroslaw Kaczynski, Nicolas Sarkozy, los hackers rusos o los dueños multimillonarios de la liga china de fútbol.

«El camino catalán hacia la autodeterminación -tal y como lo ven los políticos separatistas- pone al gobierno de Madrid y a la administración catalana en un rumbo de colisión tan espectacular como cualquier enfrentamiento entre Real Madrid y Barcelona», pronosticaba la publicación, que adelantaba que ello «obligaría a las instituciones europeas y al resto de gobiernos a tomar partido».

Pero también anunciaba que, ante esa tesitura, sucedería exactamente lo que ha ocurrido hasta ahora: «Dado el gran número de aspirantes a separatistas en todo el continente, es dudoso que algún Estado miembro se ponga del lado catalán. Pero, la verdad, a la mayoría ni siquiera les preguntarán».