Política

Un muerto y decenas de heridos en los enfrentamientos del "Viernes de la Ira"

Palestinos protestan en los alrededores de la mezquita Al-Aqsa en Jerusalén. EFE

Como se esperaba la decisión del presidente de EEUU, Donald Trump, de reconocer Jerusalén «la antigua capital del pueblo judío, como capital del Estado de Israel”, ha incendiado Oriente Próximo. Desde su discurso, los disturbios no han cesado y enfrentamientos se han recrudecido en el «Viernes de la ira«. Según datos del Ministerio de salud palestino, una persona ha muerto por disparos de los soldados israelíes.

Sobre el número de heridos, la Media Luna Roja palestina informaba de más de un centenar de heridos, en su mayoría leves por gases lacrimógenos, mientras el Ejército israelí hablaba de 12  y seis detenidos por participar «en ataques con cócteles molotov contra las fuerzas de seguridad».

Tras el rezo del viernes musulmán, del mediodía, cientos de manifestantes palestinos se han enfrentado con las fuerzas de seguridad israelíes en las ciudades cisjordanas de Hebrón, Belén y Ramallah. Los manifestantes han lanzado piedras contra las tropas israelíes, que han respondido con gases lacrimógenos y balas de goma.

Los manifestantes se concentraron en el Monte del Templo (Explanada de las Mezquitas), en la ciudad vieja de Jerusalén. Fue por la puerta de Damasco, uno de los accesos a la parte antigua de la ciudad, por donde la policía israelí ha expulsado a decenas de ellos.

La policía israelí había desplegado un importante contingente adicional de efectivos en Jerusalén e impuso también restricciones por edad en el acceso a la mezquita de Al Aqsa, informó el portavoz de la Policía.

La comunidad musulmana, desde los palestinos hasta el presidente turco o el monarca saudí, advirtieron desde el primer momento de que la medida provocaría un incendio en una de las regiones más convulsas del planeta y así ha sido.

Hamás, el grupo islamista palestino que controla la Franja de Gaza desde 2007, hizo un llamamiento el pasado jueves a un nuevo levantamiento contra Israel después de la decisión del presidente estadounidense. «Deberíamos llamar y deberíamos trabajar en el lanzamiento de una ‘intifada’ frente al enemigo sionista», ha sostenido el líder de Hamás, Ismail Haniyé, en un discurso pronunciado en la Ciudad de Gaza.

Asimismo, ha defendido que la Autoridad Palestina debería retirarse de los Acuerdos de Oslo y ha calificado la decisión tomada por Trump de «declaración de guerra contra los palestinos», apelando con ello a los líderes árabes a unirse frente al paso dado por Estados Unidos.

Te puede interesar

Comentar ()