Política AYUNTAMIENTO DE MADRID

Carmena pone coto a Airbnb: pedirá licencia a los pisos que se alquilen más de 90 días a turistas

El Ayuntamiento de Carmena expedirá licencias para los pisos turísticos que se alquilen a partir de enero, aunque no ha detallado el sistema sancionador

logo
Carmena pone coto a Airbnb: pedirá licencia a los pisos que se alquilen más de 90 días a turistas

Manuela Carmena, ex alcaldesa de Madrid. EUROPA PRESS

Resumen:

El Ayuntamiento de Madrid se suma a la regulación de los pisos turísticos y a partir de enero de 2018 pondrá en marcha un sistema de licencias para aquellos propietarios que deseen alquilar su inmueble en plataformas como Airbnb y elaborará un censo de estas viviendas . Es lo que ha anunciado este miércoles la alcaldesa, Manuela Carmena, en un desayuno informativo. Los detalles están aún por concretar, pero el criterio fundamental es que los pisos turísticos que se verán obligados a comprar estas licencias son aquellos que se alquilen más de 90 días al año, con el fin de salvar de esta medida a los apartamentos arrendados únicamente en verano o periodos festivos.

No hay todavía demasiados detalles sobre esta medida, pero esta declaración de intenciones es un aviso a navegantes: en dos semanas se pondrá en marcha esta medida y Carmena estima que sólo en enero se soliciten alrededor de 1.000 licencias.  La alcaldesa explicado que esta nueva regulación es una competencia municipal, y que este mismo miércoles la Comisión de Seguimiento de Interpretación del Plan General de Ordenación Urbana establecerá el criterio del Consistorio para regular estos apartamentos, surgidos del boom de la economía colaborativa.

Carmena ha señalado que no necesitan autorización por parte de la Comunidad para aplicar estas medidas porque lo que hace el Ayuntamiento es «una interpretación de la norma y esa es una competencia específica del Ayuntamiento». La alcaldesa no ha establecido aún ningún régimen sancionador, que tendrá que concretarse una vez se fijen las medidas concretas. «El tema de las multas no lo hemos abordado», ha señalado Carmena, que ha insistido en que antes de determinar este asunto hará falta «consenso» con el resto de grupos. «Es muy importantes que tenga consenso, y en la medida que genere consenso, nos preocuparemos por cuáles son las sanciones y buscar las estructuras legisltativas», ha señalado.

Además, el Ayuntamiento creará un censo de viviendas de alquiler para detectar las áreas más concurridas. Junto a esta información, el Consistorio también entrará a valorar las zonas en las que hay más hoteles que la media, con el objetivo de elaborar un plan de crecimiento de la ciudad y distribuir los focos turísticos.

De esta forma, el Ayuntamiento de Madrid se suma al de Barcelona, donde Ada Colau ya aprobó en marzo de este año un Plan Especial de Alojamientos turísticos aprobado en enero de 2017, que regula el régimen legal y establece los requisitos que deben cumplirse para obtener licencias para viviendas de uso turístico. La intención de Colau era promover nuevas plazas de alquiler turístico sólo en barrios no saturados. La alcaldesa de Barcelona declaró la guerra a las plataformas como Airbnb o HomeAway, a las que ha aplicado multas récord de 600.000 millones de euros por seguir comercializando pisos ilegales. Carmena ha querido marcar distancias con el formato barcelonés y ha señalado que la norma de Madrid está inspirada en otras ciudades europeas.