Política

Piden a Catalá que retire una condecoración al agresor de la decana de los abogados

Íscar, uno de los candidatos que aspiraba a dirigir el Colegio de Madrid, pide también la expulsión de la profesión de Alejandro Pintó

logo
Piden a Catalá que retire una condecoración al agresor de la decana de los abogados
Alejandro Pintó y Rafael Catalá, en el acto de concesión de la medalla de San Raimundo de Peñafort.

Alejandro Pintó y Rafael Catalá, en el acto de concesión de la medalla de San Raimundo de Peñafort.

Resumen:

Javier Íscar de Hoyos, uno de los candidatos que aspiraban a dirigir el Colegio de Abogados de Madrid, ha pedido al Ministerio de Justicia que actúe de oficio y retire la Gran Cruz Distinguida de primera clase de San Raimundo de Peñafort a Alejandro Pintó, quien agredió a la decana saliente -Sonia Gumpert- al término de las elecciones celebradas este miércoles y en las que se impuso José María Alonso. «[Esta] condecoración sólo deben llevarla aquellos abogados que se lo merezcan y desde luego esta actuación no le hace merecedor de distinción alguna», sostiene.

Rafael Catalá impuso en julio de 2016 la alta consideración a Pintó, presidente y fundador del Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE), por su aportación a la abogacía, la formación y la edición jurídica durante su dilatada trayectoria profesional. La Orden de San Raimundo de Peñafort se creó en 1944 para reconocer los «méritos relevantes por cuantos intervienen en la Administración de Justicia, estudio del Derecho y servicios sin nota desfavorable en las actividades jurídicas dependientes del Ministerio de Justicia».

En un comunicado, Íscar de Hoyos -vocal en funciones en la junta de gobierno actual y el segundo candidato que obtuvo más respaldo- ha felicitado públicamente este jueves a Alonso, al que desea «los mayores aciertos» al frente de la institución colegial. El nuevo decano es presidente y socio director de Baker Mckenzie en Madrid y ejerce la Abogacía desde hace 40 años.

Javier Íscar muestra su «más profundo rechazo» a los hechos «violentos» protagonizados por el presidente del Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE), Alejandro Pintó, denunciado por Gumpert en la Policía. «Resulta injustificable el uso de la violencia física y verbal para amenazar y agredir a una mujer, abogada y representante de nuestra profesión en razón de su cargo», explica.

Este experto en mediación y arbitraje espera que la nueva dirección del Colegio de Abogados de Madrid «se persone» en el caso para ejercer la acusación popular -como estudia hacer él- y «no se ponga de perfil» ante lo que considera «un atentado contra la autoridad» por la condición de Gumpert de máxima representante de la Abogacía regional.

Íscar también exige que se inicie el «expediente de expulsión de la profesión» de Alejandro Pintó. «No nos representa a nadie quien agrede vilmente a una mujer, abogada y decana modélica y ejemplo para toda la profesión», razona. Según Íscar, algunos profesores están ya dimitiendo del comité académico del ISDE tras lo acontecido este miércoles.