Él no lo sabía, pero a Jorge García Castaño -el sociólogo elegido por la alcaldesa Manuela Carmena para ponerse al frente de la Economía de la capital- siempre se le recordará por un tuit que puso el 25 de febrero del año 2013, pasadas las 13:30 del mediodía. El desde este lunes flamante concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid escribió «Compañeras, creo que ha llegado el día de empalar a Toni Cantó«, respondiendo al igualmente famoso comentario en el que el diputado de Ciudadanos afirmaba que la mayoría de las denuncias por violencia de género eran falsas.

No lo busquen en su perfil de la red social, pues hace ya mucho que García Castaño borró ese mensaje que, sin embargo, en la mañana de lunes, tras conocerse su nombramiento, circulaba como la pólvora en Twitter.

Tampoco es que al nuevo regidor de las cuentas de la capital le preocupen demasiado las consecuencias de sus trinos, ya que el pasado 3 de octubre, ya en su cargo de concejal de los distritos Centro y Chamberí, llamó «panda de ladrones y cuatreros» al BBVA por un supuesto mal servicio con un seguro del hogar.

Licenciado en Sociología en la Universidad Complutense de Madrid, lejos de su San Sebastián natal, a Jorge García Castaño le llega ahora la llamada a la primera fila política tras su paso por la Asamblea de Madrid, donde ocupó cargos en las comisiones de Educación y Juventud entre 2003 y 2007, y su experiencia en el Ayuntamiento de Toledo, donde formó parte del equipo de Gobierno.

Miembro de Izquierda Unida, García Castaño ocupó el número cinco en la lista de Más Madrid, dentro del conglomerado de Ahora Madrid, al Ayuntamiento de la capital, donde ahora tendrá que lidiar con un presupuesto por encima de los 4.500 millones de euros y con unas tensas relaciones con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que ya ha amenazado con tomar el control de las cuentas del Consistorio para controlar su gasto.

La salida de su predecesor en el cargo, Carlos Sánchez Mato, por no defender el plan de gasto de Carmena no ha sentado bien entre los concejales hasta ahora cercanos a la alcaldesa, a la que ya han mostrado su intención de dimitir si las cosas siguen como hasta ahora.

En cualquier caso, García Castaño se ha mostrado esperanzado y ha afirmado en su primer Pleno en el cargo que «parece que hay acuerdo en las bases con el Ministerio» en la que es la «tercera revisión, que esperamos que sea la definitiva, para salir de la tutela financiera para poder llevar a cabo las políticas de inversión que necesita la ciudad», ha explicado. También ha anunciado que sus planes contemplan que en el primer semestre de 2018 se concrete un plan de inversiones en sindicatos pactado con los agentes sociales y asociaciones.

«Mi mejor aportación es el conocimiento del Ayuntamiento y de su presupuesto», explica el propio concejal en su perfil en la web de Ahora Madrid. Entre sus virtudes destaca la «capacidad de trabajar en equipo y de llegar a acuerdos, algo central en un espacio tan plural como Ahora Madrid». El primer acuerdo, con Montoro.