El ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado que la victoria del independentismo en las urnas da legitimidad total al procés. «La república catalana ha ganado a la monarquía del 155», ha señalado durante su comparecencia en Bruselas.

«Hay una mayoría que pide el reférendum. El independentismo ha ganado en unas circunstancias especiales, con un estado de excepción, con candidatos de otras listas en la cárcel y parte del govern en el exilio», ha aseverado Puigdemont, tras recordar que «las cosas han salido mejor que en las últimas elecciones». «Los independentistas sumamos un diputado más», ha añadido el candidato de JuntsXCat.

Puigdemont ha instado a Rajoy «cambiar de receta». «Los tres partidos que han ganado las elecciones no están a la cabeza de la política española. Con los resultados en la mano se hace necesaria una rectificación por parte del Gobierno español. Y una reparación, porque hay mucha gente a la que se le ha hecho daño», ha explicado. «La receta Rajoy no funciona. O la cambian, o cambiaremos el país antes de lo que habíamos propuesto. Toda esa gente que ha avalado en Europa la receta Rajoy debería replanteárselo, porque no se puede excluir a Cataluña».

Resultado histórico

El candidato de JuntsXCat se ha felicitado por los resultados obtenidos por JuntsXCat en los comicios del 21-D. «Ha sido otra lección de civismo y democracia, con una participación histórica», ha señado. Las fuerzas independentistas han logrado la mayoría absoluta en una jornada histórica, en la que Inés Arrimadas se alza con la victoria en votos y en escaños, mientras que el PP sufre un batacazo récord.

Puigdemont ha comparecido en el centro de convenciones de Bruselas, junto a los exconsejeros que le acompañan en Bélgica: Clara Ponsatí y Lluís Puig, también de Junts per Catalunya; y Meritxell Serret y Toni Comín (ERC).

La victoria independentista se ha producido en una jornada récord en términos de participación, al rozar el 82% del censo. Esta cifra supone un aumento de siete puntos con respecto a las autonómicas de 2015, cuando ya batió las marcas anteriores con el 74,95%. Esta gran movilización electoral, que ya habían augurado la mayoría de las encuestas, ha logrado batir incluso el récord de participación entre todas las contiendas electorales celebradas en España.