El diputado de JuntsxCat y ex conseller Jordi Turll ha remarcado que no tiene candidato a presidente del Parlament que no sea Carme Forcadell (ERC).

El número cuatro de la formación soberanista ha asegurado que se han iniciado contactos con ERC y la CUP, comenzando por la constitución de la Mesa del Parlament, para quedar y «aprovechar estos días» lo máximo posible para avanzar.

Turull ha remarcado que el objetivo de JuntsxCat era restituir el Govern y la Mesa del Parlament, y ha afirmado que la formación «no tiene candidata» para presidir la cámara catalana y no se mueve en otra candidatura que no sea la de Carme Forcadell, en declaraciones a Catalunya Radio recogidas por Europa Press.

También ha dicho que «nadie» de JuntsxCat tiene ambición de ser vicepresidente de la Generalitat -cargo que ocupaba Oriol Junqueras- y ha recordado que se presentaron como la lista del president a los comicios.

El número cuatro de la formación soberanista ha asegurado que se han iniciado contactos con ERC y la CUP, comenzando por la constitución de la Mesa del Parlament

Ha subrayado que se plantean todas las posibilidades para que Carles Puigdemont sea investido presidente de la Generalitat, y que su compromiso para que lo sea es «total». Turull ha remarcado que la voluntad de Puigdemont es volver a Cataluña, y ha señalado que la «presión se tiene que poner en el Estado» después de, a su juicio, la desautorización del artículo 155 de la Constitución con el resultado en las elecciones catalanas.

Preguntado por su disposición a repetir como conseller de Presidencia, ha dicho que «está a disposición», y ha sostenido que sería una imagen potente restituir el Govern anterior al 155. El diputado electo ha pedido al Estado «hacer política con mayúsculas» y una actitud de respeto hacia el resultado de las urnas en las elecciones.

Turull ha asegurado que JuntsxCat seguirá apelando al diálogo, ha sostenido que la prensa internacional está diciendo al Estado que tiene que «afrontar el problema», contexto que se debe aprovechar, y ha llamado a hacer efectivo el compromiso con los ciudadanos, por lo que se ha mostrado seguro de llegar a acuerdos con ERC y CUP.

Ha remarcado que no le consta que haya habido ningún contacto entre Puigdemont y el Gobierno central tras las elecciones, lo que ha considerado «triste» tras la apelación al diálogo por parte del presidente cesado.