Política

El PSOE advirtió al PP de "represalias" por pedir la citación de Susana Díaz en los ERE

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. EFE

El PP andaluz ha vinculado este martes la no renovación de su representante en el Consejo Consultivo Francisco Gutiérrez con su petición para que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, comparezca en el juicio de la pieza política del caso ERE por el «amplio» conocimiento que podría tener de los hechos que se analizan. Previsiblemente la propuesta de los populares en el trámite de cuestiones previas no será atendida por el tribunal, después de que la Fiscalía Anticorrupción no se haya adherido.

Cuando el PP ha pedido este martes explicaciones por la decisión de no renovar a su consejero en el Consultivo, el PSOE ha respondido que era una represalia por pedir la comparecencia como testigo de Díaz en la vista del mayor caso de corrupción instruido en Andalucía y que sienta en el banquillo de los acusados a los ex presidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Pedir la testifical de Susana Díaz iba a tener consecuencias.

Y ya las ha tenido. La primera represalia ha sido dejar al principal partido de la oposición fuera del Consejo Consultivo de Andalucía, tras no renovar a su representante Francisco Gutiérrez. Éste emitió un voto particular al dictamen sobre el proyecto de dictamen que permitirá al Ejecutivo andaluz nombrar a los peritos que auxilien a los juzgados cuando éstos soliciten su asesoramiento.

«Es el mayor acto de despotismo en la autonomía reciente de Andalucía. Es un acto propio del absolutismo, una conducta propia del peronismo. Susana Díaz se convierte una vez más en Susana Kirchner. No soporta que le digan que no», ha denunciado Crespo. Ésta ha recordado que el Consultivo ya le tumbó el anteproyecto de Ley de Formación Profesional, una de las medidas legislativas ‘estrella’ del Gobierno autonómico en esta legislatura.

La portavoz parlamentaria del PP ha denunciado la «cacicada» que ha supuesto la decisión adoptada este martes por el Consejo de Gobierno y ha desvelado que el PSOE le ha llegado a reconocer que el cese de Gutiérrez es una «represalia por citarla en los ERE». «Esto es lo más grave de todo, es una desfachatez. Denuncia el miedo y la debilidad».

«Órgano monocolor»

Carmen Crespo ha critacado duramente la estrategia de la presidenta de la Junta para hacer del Consultivo «un órgano monocolor», incluyendo en él a ex presidentes de la Junta de Andalucí -caso de Rafael Escuredo- y a ex consejeros, en alusión a la ex titular de Presidencia Mar Moreno.

La portavoz del PP en el Parlamento autonómico ha reclamado «consenso» y ha instado al resto de fuerzas políticas a que «se posicionen en contra de esta desfachatez». «Los andaluces quieren consenso, quieren que se actúe bien, en democracia, y no por soberbia», ha defendido.

Comentar ()