El considerado cerebro de la trama Púnica, David Marjaliza, ha apuntado este miércoles al ex alcalde socialista de Parla Tomás Gómez como posible beneficiario de una comisión de 600.000 euros que pagó a cambio de adjudicaciones, si bien ha precisado que no trató con él y que solo le dijeron que «iban para el jefe».

Esta comisión se dividió en 200.000 euros en gastos electorales para el PSOE local y 400.000 en efectivo, según la versión que ha ofrecido durante tres horas ante el juez de Púnica, Manuel García Castellón, al que ha relatado cómo se hacían esos pagos en los municipios madrileños de Parla y Getafe, han informado a Efe fuentes presentes en la declaración.

Según Marjaliza, cuando abonó la comisión de Parla le dijeron que «iba para el jefe», pero ha asegurado desconocer si le llegó a Tomás Gómez el dinero que le entregó a un tal José Luis y tampoco recordaba si era el jefe de gabinete.

De Getafe, ha relatado que los tres partidos (PSOE, PP e IU) se repartían por cuotas la parte de vivienda protegida que era competencia del Ayuntamiento.

Para poder construir en ese municipio tenían que pagar entre 3.000 y 6.000 euros por vivienda y ha asegurado que «todo el mundo lo hacía» y para remarcar esta idea ha asegurado que no ha conocido a ningún promotor urbanístico que haya conseguido construir vivienda publica sin pagar comisiones.