Política

Pablo Crespo 'tira de la manta': "El PP decidía lo que se pagaba en A y en B"

logo
Pablo Crespo 'tira de la manta': "El PP decidía lo que se pagaba en A y en B"
Vista desde la sala de prensa de la Audiencia Nacional de la declaración de Pablo Crespo, hoy se reanuda el juicio de la rama valenciana del caso Gürtel, donde también está llamado a declarar Álvaro Pérez "El Bigotes"

Pablo Crespo en el juicio por la financiación irregular del PP de Valencia. EFE

Resumen:

El número dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo, ha confesado este viernes el juicio por la presunta financiación irregular del Partido Popular de Valencia que ellos cobraron de dicha formación dinero en efectivo que "no se declaró" y fue a parar a la Caja B de Francisco Correa. Durante su interrogatorio, donde ha anunciado a través de su letrado que diría "la verdad de los hechos", el ex secretario general del PP gallego ha señalado que otra parte de dinero en efectivo que recibieron de dicha formación fue a parar a un grupo reducido de empresarios que habrían financiado de forma opaca a los populares valencianos. Los citados empresarios también han confesado haber nutrido con fondos irregulares al PP de la Comunidad Valenciana.

Se complica, una vez más, el panorama judicial para la formación de Mariano Rajoy a cuenta de la corrupción. El número dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo, ha confesado este viernes en  el juicio por la presunta financiación irregular del Partido Popular de Valencia que ellos cobraron de dicha formación dinero en efectivo que «no se declaró» y fue a parar a la Caja B de Francisco Correa. Pero Crespo, no se quedó ahí, sino que además señaló al PP como el responsable y culpable de esta financiación irregular. «El PP decidía lo que se pagaba en A y en B», aseveró.

Durante su interrogatorio, donde el acusado ha anunciado a través de su letrado que diría «la verdad de los hechos», el ex secretario general del PP gallego ha señalado que otra parte de dinero en efectivo que recibieron de dicha formación fue a parar a un grupo reducido de empresarios que habrían financiado de forma opaca a los populares valencianos. Los citados empresarios también han confesado haber nutrido con fondos irregulares al PP de la Comunidad Valenciana y han cerrado un pacto por escrito con la Fiscalía Anticorrupción.

De esta forma, Crespo ha confirmado la financiación irregular en el PP de Francisco Camps. Cuando la fiscal Myriam Segura le preguntó quién en la formación conservadora les dijo que los pagos debían facturarse así, el acusado respondió que fue el ex número dos del partido, Ricardo Costa.

Entonces la representante del Ministerio Fiscal le mostró unas facturas que habrían girado a favor de los empresarios que financiaron de forma irregular al PP. “Esas facturas se corresponden con trabajos efectivamente”. A colación de estas pruebas exhibidas en el juicio, el que fuera mano derecha de Correa explicó que él y Álvaro Pérez se reunieron con Ricardo Costa y que éste les informó de que “la deuda que tenían con el partido se la iban a pagar unos empresarios”.

“Yo opiné que a mí esa solución no me gustaba, pero era: o hacerlo así o no cobrar. Finalmente aceptamos hacerlo así, la otra opción era no cobrar, declarar el concurso de acreedores y cerrar nuestra compañía. La deuda era de una entidad suficientemente considerable para que generase ese efecto”, añadió Pablo Crespo ante el magistrado José María Vázquez Honrrubia. El número dos de Gürtel recalcó de forma rotunda: «El PP decidía lo que se pagaba en A y en B».

De la misma forma, el número dos de esta red de corrupción ha lanzado un dardo envenenado a la cúpula del PP valenciano  -en concreto al ex presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, cuando ha afirmado que «su percepción era que el señor Costa tenía una idea muy vaga de quién iba a cobrar y cómo (…) creo que no sabía cómo ni cuándo debían hacerse esos cobros».

No obstante, el imputado ha señalado que  «él no llevaba los contactos con el PP» ya que la persona que se relacionaba con Camps y sus consellers era Álvaro Pérez conocido como  El Bigotes. «Álvaro Pérez me decía que estaba haciendo gestiones con todos e incluso no sé si directas o indirectas con quien entonces era presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps», apostilló su ex compañero.

Este cambio de estrategia de defensa, que se debe al intento del número dos de Gürtel de alcanzar un acuerdo con Anticorrupción, fue anunciado por el abogado Miguel Durán al inicio de la presente sesión del juicio oral.