El pleno de las Corts Valencianes ha acordado pedir al ex presidente de la Generalitat Francisco Camps que renuncie como miembro del Consell Jurídic Consultiu (CJC) «por haber incurrido en actos y comportamientos que no se corresponden con la necesaria dignidad de la institución». PSPV, Compromís, Podemos y Ciudadanos han votado a favor y el PP se ha abstenido, manifestando que no quieren convertir el parlamento «en un tribunal de honor franquista».

El texto recuerda que la Ley del Estatuto de Ex presidentes de la Generalitat establece la pertenencia de los ex mandatarios al Consell Jurídic Consultiu por un periodo de 15 años, además de otros recursos materiales, sin que contemple ningún mecanismo para poder retirar la condición honorífica de ex presidente a aquellas personas que hayan incurrido en actos o comportamientos «impropios» de esta condición y recuerda que en esos casos «la prioridad debe ser salvaguardar la honorabilidad y dignidad de las instituciones valencianas».

«Las Corts es la institución encargada de otorgar su confianza a las personas que ostentan la Presidencia de la Generalitat. Por eso, también se deben sentir especialmente interpeladas cuando esas personas ponen en riesgo la honorabilidad y la dignidad de las instituciones de autogobierno», señala.

Es el caso de Camps, agrega, «tanto en su condición de presidente como con posterioridad a su dimisión del cargo, según es público y notorio en los numerosos procesos judiciales por corrupción de los cuales es objeto su gestión».