Política

El Colegio de Abogados de Madrid se persona en el caso de la agresión a la ex decana

La institución que dirige José María Alonso opta por integrarse en la personación del Consejo General de la Abogacía

José María Alonso, flanqueado este jueves por los miembros de la junta Esther Montalvá y Eugenio Ribón antes de la junta.

José María Alonso, flanqueado este jueves por los miembros de la junta Esther Montalvá y Eugenio Ribón antes de la junta. ICAM

El Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) ha acordado integrarse en la acusación popular que ejerce el Consejo General de la Abogacía en la causa en la que se investiga la presunta agresión a la ex decana Sonia Gumpert la noche de las elecciones por parte de un letrado próximo a José María Alonso, el candidato que se proclamó vencedor con holgura.

Fuentes próximas a Alonso han confirmado a El Independiente que la junta de gobierno del ICAM adoptó esta medida en su reunión de este jueves, tras conocer el pronunciamiento de los servicios jurídicos del Colegio. Estos defienden que carece de sentido que la institución se persone de forma autónoma en el procedimiento que dirige el Juzgado de Instrucción 45 de Madrid contra Alejandro Pintó -presidente del Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE)- y que lo que procede es adherirse, integrarse y considerarse representado en la personación del Consejo General de la Abogacía.

Existe una segunda razón que invoca Alonso para justificar esta decisión, según las citadas fuentes. Haciendo uso del derecho que le brinda el Estatuto del Colegiado, Pintó ha pedido la mediación del Colegio y, «si se hubiera solicitado la personación de forma autónoma, se podrían conculcar sus derechos».

La junta de gobierno esgrime otro argumento. Según explicaron, Alonso anticipó días atrás a la presidenta del Consejo General de la Abogacía, Victoria Ortega, la decisión de integrarse en esta acusación y aquélla le dijo que le parecía «lo más adecuado».

Desde que se tuvo conocimiento de los hechos, muchos colegiados defendían que la institución se personara en la causa para exigir que se depuren responsabilidades contra los posibles autores de aquella agresión, máxime al tratarse de un colectivo que tiene obligación de colaborar con la Justicia. También repudió enérgicamente los hechos el pleno del Consejo General de la Abogacía, del que Gumpert era vicepresidenta primera y cuyo puesto ocupará de manera inmediata Alonso. «Si algo caracteriza a la Abogacía es la búsqueda de la concordia y la convivencia pacífica con respeto a los derechos y libertades fundamentales, encaminada siempre a la superación de todo conflicto exclusivamente mediante la palabra, lo que resulta incompatible con cualquier muestra de violencia», ha expresado el órgano que representa a todos los abogados españoles en una declaración de apoyo.

«Hija de puta, estás muerta»

Las elecciones celebradas el pasado 13 de diciembre volvieron a terminar en bronca, después de que la decana saliente -Sonia Gumpert- denunciara una agresión de manos de Alejandro Pintó. «Hija de puta, estás muerta», reveló Gumpert que le ha dicho Pintó antes de propinarle un puñetazo que le habría alcanzado la parte derecha de la cara y el hombro. El incidente tuvo lugar junto a un ascensor del hotel en el que se desarrolló la votación cuando el recuento no había terminado, si bien ya se vislumbraba la victoria de José María Alonso.

Gumpert acudió a una comisaría de Policía a denunciar los hechos después de recibir asistencia en un centro hospitalario, mientras que desde la candidatura ganadora negaron la agresión y tan sólo hablaron de «un momento de confusión».

El titular del Juzgado de Instrucción 45 de Madrid abrió diligencias previas contra Alejandro Pintó y otros dos miembros del Instituto por la presunta agresión y amenazas de muerte a la decana del ICAM. El pasado 15 de diciembre, el instructor citó a las partes para celebrar un juicio rápido por lesiones leves. Sin embargo, tras realizar la prueba forense sobre las lesiones en el pómulo derecho de Gumpert, la no comparecencia de varios testigos y la petición de la defensa de la decana de la concurrencia de un delito de atentado, el juicio ahora irá por la vía ordinaria.

Comentar ()