El Ayuntamiento de Girona ha anunciado este lunes a la Fundación Princesa de Girona que el Auditorio y el Palacio de Congresos de la ciudad, que tradicionalmente son el escenario de la entrega de premios de la Fundación, no estarán disponibles este año para acoger el evento y que tendrá que buscarse otro espacio. La explicación oficial es que ambas infraestructuras estarán en obras a partir de junio, justo cuando se celebra la entrega de estos galardones, que premian proyectos de cooperación con proyección internacional impulsados por jóvenes españoles.

La tercera teniente de alcalde del Ayuntamiento gobernado por CiU, Gloria Plana, ha asegurado que el motivo del rechazo a los premios son las obras pero ha añadido que «el contexto político ha influido». Las obras se han programado para el mes en el que el palacio de congresos acoge desde hace una década la cita. La edil ha añadido que tras el 1-O y el posterior discurso del Rey Felipe VI «a la mayoría de los ciudadanos de Girona no les importará» que los premios abandonen la ciudad.

‘Ruptura’ con la Casa Real

De hecho, la Cámara de Comercio de Girona ya anunció que abandonaba el patronato de la Fundación el pasado octubre, en respuesta también al discurso del monarca, al que acusaron de haber renunciado a su «papel de mediador». Y el Ayuntamiento acordó su «ruptura» con la Casa Real, anunciando que no asistirá a sus actos.

Fuentes de la Fundación han confirmado que el Ayuntamiento les ha informado esta mañana de la falta de disponibilidad para celebrar la entrega de premios y se han limitado a apuntar que en las próximas semanas buscarán un nuevo emplazamiento, sin valorar las declaraciones de la regidora de Turismo.

Promovida en 2009 por la sociedad civil de Girona, la FPdGi nació como una vía de vincular a la Corona con Cataluña, emulando los Premios Príncipe de Asturias pero centrado en el apoyo a los jóvenes. Sus premios destacan a jóvenes con proyección que puedan convertirse en referentes en sus disciplinas -desde la investigación científica a las artes escénicas-. Este año dedicará 2,8 millones de euros en programas para la formación de los jóvenes.