JuntsxCat, ERC y la CUP han llegado a un acuerdo para la investidura de Carles Puigdemont, aunque no esté presente. JxCat habría conseguido el apoyo de ERC y la CUP para celebrar el pleno de investidura con Puigdemont como candidato pese a que éste no se encontrará en el hemiciclo y delegará la lectura de su discurso en otro diputado de su grupo, concretamente el secretario de la Mesa, Eusebi Campdepadrós, según El Periódico.

Fuentes de JxCat han matizado que el acuerdo entre los tres partidos soberanistas los obliga a apoyar la celebración del pleno de investidura pese a la ausencia de Puigdemont pero añaden que «el formato» escogido por el Parlament para llevar a cabo esa investidura no presencial porque se trata de una decisión que debe adoptar la Mesa del Parlament que preside Roger Torrent, en la que el bloque independentista cuenta con una mayoría de cuatro a tres.

El bloque independentista confirma así una de las dos vías de investidura a distancia con las que la candidatura de Carles Puigdemont ha jugado en las últimas semanas, según informa TV3, la televisión pública catalana. Así lo habrían decidido los diputados de los principales partidos independentistas, aunque la CUP no ha querido confirmar este extremo, con un escueto «todo sigue igual». El encargado de ser portavoz de las palabras de Puigdemont, que seguiría en Bruselas, será Eusebi Campdepadrós, vicepresidente primero de la Mesa del Parlament, tal y como recoge El Periódico.

Fue él mismo el que avisó este lunes de que agentes de la Guardia Civil le esperaban a las puertas de su casa, como publicó en un mensaje en su perfil de Twitter. En ese mismo tuit también prometía «cumplir con el compromiso con la ciudadanía que nos ha confiado su voto» y terminaba con un «viva la terra!!!».

El acuerdo entre las fuerzas soberanistas llegaría antes de la reunión del Tribunal Constitucional, que a partir de las 13 horas debatirá sobre el recurso de JuntsxCat en contra de las medidas cautelares que dictaron sus miembros el pasado sábado y que dejaba sin efecto una posible investidura telemática.

El PSC pide la anulación del pleno

Paralelamente, el presidente del PSC, Miquel Iceta, ha remitido un escrito al presidente y a la Mesa del Parlament para que acuerden la suspensión del pleno de investidura, dado que el candidato no está presente. En su misiva, Iceta recuerda las medidas cautelares dictadas por el Tribunal Constitucional, que establecen la necesidad de que la investidura sea presencial, y solicita a Torrent la suspensión del pleno «dado que no se cumplen las condiciones establecidas por el Tribunal Constitucional» y que se inicie una nueva ronda de contactos con los grupos «para analizar la situación».

Los partidos de la oposición catalana ya habían anunciado su intención de vetar una investidura telemática o a distancia, lo que hace prever una nueva batalla reglamentaria con la Mesa del Parlament en el centro. De llevarse a cabo el plano diseñado por JxCat para votar la investidura de Puigdemont, el nuevo presidente del Parlament, Roger Torrent, se enfrentará a una querella por desobediencia al Tribunal Constitucional, como ya le sucedió en la legislatura pasada a su antecesora, Carme Forcadell.