El cuñado de Oriol Junqueras, Cesc Riera, ha denunciado este sábado en TV3 que el ex president de la Generalitat Carles Puigdemont no ha se ha comunicado con el líder de ERC ni con su mujer en los 100 días que lleva en la prisión de Estremera.

Familiares de los líderes independentistas encarcelados acudieron al programa Preguntas frecuentes de la televisión pública catalana para recordar los 100 días en la cárcel por los que se celebró también una concentración en el pueblo de Junqueras en la que participó el presidente del Parlament, Roger Torrent. Durante su intervención, el cuñado del líder de ERC se mostró sorprendido por la actitud de Puigdemont dado que «es su vicepresident», en palabras de Riera.

En el resto de presos, las parejas del ex conseller Joaquim Forn y de los Jordis reconocieron que sí habían recibido alguna llamada del ex president, que se encuentra huido en Bélgica. Allí también participó en una concentración la pasada semana por los 100 días que permanece fuera de España para eludir la prisión.

La mujer de Junqueras ha permanecido todo este tiempo apartada del foco mediático fue la única que no acudió al programa de televisión y mandó en su lugar a Riera.

Puigdemont, por su parte, quiso recordar el sábado a los líderes independentistas encarcelados a través de las redes sociales. En un mensaje desde su cuenta personal de Twitter, aseguraba que es el «odio» el que les ha mantenido presos durante todo este tiempo. “Estimados Oriol y Quim, hoy hace 100 días que el odio os mantiene presos. Cien días sin poder hablar con vosotros y 117 con los Jordis. Sois luz y esperanza en medio del yermo impuesto, las cuatro lanzas que derrocarán a los reales carceleros”, añade Puigdemont, que incluye en su mensaje cuatro fotos de los cuatro independentistas encarcelados. ¡Seguimos luchando por la libertad y la República!”, concluye.