Los sindicatos con representación en la Policía Nacional y las asociaciones profesionales de la Guardia Civil acusan al Ministerio del Interior de poner “en grave riesgo” las negociaciones por la equiparación salarial al seguir sin concretar el dinero disponible tan sólo cinco días antes de la fecha prevista para la firma del hipotético acuerdo.

Las partes han mantenido este jueves durante seis horas la tercera reunión técnica sin registrarse avances en las posiciones, hasta el punto que los representantes de los policías y los guardias civiles anuncian ya que en la cita fijada para el próximo martes no habrá acuerdo. No firmarán si no hay garantías del dinero que se requiere para cerrar esta brecha. “Seguimos manteniendo con la misma firmeza que la equiparación salarial requiere 500 millones de euros anuales en el periodo 2018-2020, hasta alcanzar los 1.500 y destinados únicamente a esta mejora”, han expresado en un comunicado conjunto. Y añaden: “No son negociables”.

Los sindicatos y las asociaciones profesionales lamentan que a estas alturas el Ministerio del Interior siga sin concretar la cifra presupuestaria necesaria para lograr la equiparación salarial, una línea roja para ellos en la negociación. “Por mucho que el Secretario de Estado y su Gabinete eviten poner cifras sobre la mesa, no vamos a ceder en este punto. Si Hacienda no pone dinero sobre la mesa o está boicoteando estas negociaciones, que lo digan. De lo contrario, tendremos que empezar a pensar que alguien está interesado en dejar en evidencia al Gobierno y a todo el Partido Popular, desde el propio Ministerio”, explican.

“Claridad y concreción”

Igualmente, critican que el número dos de Interior, José Antonio Nieto, insista en someter el acuerdo a un “solo sistema de cálculo” de categorías profesionales entre Policía Nacional/Guardia Civil y Mossos d’Esquadra que supone “una tarea titánica, por no decir imposible”, debido a la diferencia de niveles profesionales y sistema de retribuciones complementarias. “Tarea a la que, además, quieren que asistamos con fe ciega, sin datos y sin la documentación necesaria, que no nos han entregado. El trabajo técnico debía estar hecho desde hace meses por el Gabinete del Secretario de Estado y las reticencias a la hora de mostrarlo sólo confirman la sospecha sobre su escasa calidad técnica. El nuestro se hizo en su momento y se puso por escrito”, indican.

Los representantes de ambos cuerpos policiales exigen “claridad y concreción” al Secretario de Estado de Seguridad para que se concrete la equiparación “anunciada por el ministro en todos los foros”. “Da la sensación de que todos queremos hacer lo mismo pero que unos (el Ministerio) no saben cómo hacerlo y están mareando la perdiz, perdidos en un laberinto administrativo en el que quieren meternos a los demás”, apostillan.