El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes devolver a los funcionarios catalanes el 20% restante de la paga extraordinaria de Navidad suprimida en 2012, según ha confirmado en rueda de prensa el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo.

Los funcionarios catalanes no solo tuvieron que renunciar a la paga extraordinaria de 2012, como el resto de los trabajadores públicos. Además, vieron suprimidas las pagas de Navidad de los años 2013 y 2014.

En el caso de la primera, mientras que prácticamente todos los funcionarios ya han visto reingresada la paga, la Generalitat abonó en 2017 un 35,3% de la extra pendiente desde 2012, a falta del ingresar a sus plantillas el 20,3% restante antes de marzo de este año, paso que ahora da el Gobierno central como responsable de las cuentas catalanas en virtud de la aplicación del Artículo 155 de la Constitución.

Sin embargo, aún no hay un calendario previsto para recuperar las ‘extras’ de los dos años siguientes. En rueda de prensa, el delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, ha dicho que se ha acordado convocar a la Comisión Técnica de la Función Pública de la Generalitat, que es la que tiene que articular el proceso de pago, y Millo ha indicado que esta convocatoria se producirá en “fechas próximas”.

No obstante, la devolución se hará a través de un decreto-ley que debe ser aprobado en Consejo de Ministros y que, posteriormente, deberá convalidar el Parlament de Catalunya, informa Europa Press.

Otras cuentas pendientes

Asimismo, en el año 2011, la Generalitat, entonces gobernada por el expresident Artur Mas y su mano derecha en la Conselleria de Economía, Andreu Mas-Colell, retiró a su funcionarios un plus de productividad que venían cobrando.

Ya en 2015, cuatro años después, la consejera del Departamento de Gobernación, Joana Ortega, se comprometió en un debate en el Parlament a recuperar este plus, aunque ligándolo a la consecución de objetivos. Una promesa que llegaba antes de las elecciones autonómicas del 27 de septiembre de ese año y que después no se ha materializado.