El Gobierno vasco ha asegurado hoy que según la información que maneja la Ertzaintza en el acto de bienvenida brindado el pasado domingo a los dos terroristas que pasaron información a ETA para asesinar a Joseba Pagazaurtundua no se detectaron indicios delictivos. El portavoz del Ejecutivo de Urkullu, Josu Erkoreka, ha afirmado que la Consejería de Seguridad les ha informado hoy de lo sucedido en Andoain y que según la información que posee la policía Autónoma Vasca no hay “indicio alguno” de delito, por lo que la Ertzaintza no tiene previsto elaborar ningún informe respecto a lo sucedido, salvo que se lo reclame la autoridad judicial.

Erkoreka sin embargo sí ha reiterado la crítica que ya ayer hiciera el lehendakari Urkullu en contra de este tipo de homenajes a miembros de ETA. Ha señalado que el rechazo a los homenajes a presos es compartido por todo el Gobierno, “el Gobierno vasco está en contra de actos que puedan suponer humillación a las víctimas y exaltación y homenaje a terroristas” y por tanto respalda “sin fisuras” el rechazo “de plano” expresado ayer por Urkullu.

El portavoz del Ejecutivo vasco ha aclarado que la bienvenida que cientos de simpatizantes brindaron a Iñaki Igeretegi e Ignacio Otaño estaba autorizada. Ha señalado que la asociación Dignidad y Justicia había solicitado su prohibición pero está no fue concedida por la Audiencia Nacional que no vio material delictivo para ello.

Sobre la presencia de seis cargos del PP vasco en el homenaje para denunciar su celebración y reivindicar la figura de Joseba Pagazaurtundua, el portavoz del Ejecutivo lo ha situado dentro de su derecho a la libertad de expresión, si bien ha apuntado que cada uno debe evaluar si esta forma de denuncia “está con los tiempos” actuales. Erkoreka ha recordado que este jueves el PP vasco defiende una iniciativa en el Parlamento Vasco para que se posiciones ante los homenajes a presos de ETA. Por ello, ha expresado sus dudas sobre si combinar la denuncia en una institución parlamentaria y en la calle es el modo “más adecuado, aunque ciertamente no son incompatibles”, ha dicho.

Debate en el Parlamento Vasco

Actualmente todos los partidos con representación en el Parlamento Vasco ultiman sus propios escritos alternativos para defender en la Cámara de Vitoria. Todas las formaciones, excepto EH Bildu, han rechazado los actos de bienvenida a los presos de ETA y preparan, cada uno con sus matices su posición en busca de un consenso. Por el momento ha trascendido que el PP pedirá se prohíban los homenajes, al igual que reclama Podemos. El PNV y PSE pondrán el foco en la responsabilidad de las instituciones en garantizar que no se humille a las víctimas. Por su parte EH Bildu defiende que desaparezcan los delitos de enaltecimiento y apología del terrorismo y recuerda que no es una lo mismo un homenaje que un «recibimeinto».

A esta cuestión también se ha referido hoy el secretario general de Eusko Alkartasuna, Pello Urizar. El dirigente nacionalista ha asegurado que el acto de bienvenida del domingo en Andoain “no fue un homenaje” que se brindaba a dos terroristas, “sino simplemente una bienvenida que se da a dos personas que han vuelto a casa”. Para Urizar, en ningún caso se pretendió homenajear a los etarras sino rendirles un saludo popular a dos personas “que hace mucho tiempo que no han visto y que tiene el reto de volver a integrarse en la sociedad”.

Desde Covite se ha respondido a Urizar recordándole que los dos chivatos de ETA -que cumplieron seis años de cárcel por pasar información a la banda- fueron recibidos con aplausos, vítores, banderas “y un baile de honor”. Dos personas, recuerda el Colectivo de Víctimas del Terrorismo, cuyo único mérito “es haber sido condenadas por terrorismo”: “Pero no es un homenaje”.