Carles Puigdemont ya tiene decidido aceptar la presidencia simbólica desde Bruselas y proponer, acto seguido, al ex presidente de la ANC Jordi Sànchez como ‘presidente efectivo’ de la Generalitat. De acuerdo a la información que avanza el diario catalán, el acto para reconocer la legitimidad de Puigdemont se produciría antes de que termine el mes de febrero, probablemente el próximo martes 27.

La Vanguardia, que ha avanzado al información citando a fuentes de la negociación entre Junts per Catalunya y ERC, asegura que Puigdemont daría un «paso al lado» para proponer al número dos de JxC por la provincia de Barcelona el pasado 21-D. Cabe destacar que Jordi Sànchez permanece actualmente en prisión preventiva en la cárcel de Soto del Real, por su participación como líder de los tumultos que trataron de impedir el trabajo de la comitiva judicial y de la Guardia Civil en los operativos del pasado 20 y 21 de septiembre.

Este mismo martes, el portavoz de ERC Sergi Sabriá había deslizado que el acuerdo entre JxCat y ERC podría llegar «en unos días» y que las negociaciones avanzaban por el buen camino, que según ha defendido Esquerra durante las últimas semanas pasa por la instauración de un gobierno efectivo en Cataluña, con plena capacidad operativa desde el primer día. Lo cual no sucedería con la investidura de Puigdemont, que sería impugnada y anulada inmediatamente, y está por ver que pueda suceder con Jordi Sànchez, por las limitaciones a las que le somete su actual régimen penitenciario.

Sànchez, junto a otros candidatos como Elsa Artadi o Eduard Pujol, ya había sonado en todas las quinielas para sustituir a Carles Puigdemont si el ex presidente de la Generalitat finalmente aceptaba dar un paso al lado y aceptar su rol simbólico en la nueva legislatura.