Transparencia Internacional ha publicado este miércoles su ránking anual de corrupción percibida. Esto es, la que los propios ciudadanos opinan que existe en su país, a través del juicio de expertos y hombres de negocios. Es un ránking subjetivo, no objetivo, pero sirve como termómetro para valorar la percepción de los habitantes sobre el lugar en el que viven. Y España vuelve a salir mal parada: obtiene 57 puntos y empata en la 42ª plaza mundial con Chipre, la República Checa y la isla caribeña de Dominica. Supera por sólo un punto a países como Georgia y Malta.

España vuelve a empeorar su nota en 2017. En las dos últimas ediciones del ránking, nuestro país obtuvo 58 puntos, uno menos que ahora. En 2014 consiguió 60 puntos, también por debajo de los 65 de 2012, máximo de la serie histórica de los pasados cinco años.

El vencedor en el ránking de este año es Nueva Zelanda, con 89 puntos. El top-5 lo completan Dinamarca (88), Finlandia (85), Noruega (85) y Suiza (85). En el extremo contrario, los diez países más corruptos del mundo serían Somalia (9), Sudán del Sur (12), Siria (14), Afganistán (15), Yemen y Sudán (16), Libia, Corea del Norte, Guinea Bissau y Guinea Ecuatorial (17). Venezuela, con 18 puntos, se queda a la puerta de ese ránking.

Mapa y resultados del ránking de corrupción percibida.

Mapa y resultados del ránking de corrupción percibida. TRANSPARENCIA INTERNACIONAL

A nivel europeo, España sólo supera en el ránking a los países de Europa del Este y a Italia, pese a que el país transalpino ha mejorado ostensiblemente su autoevaluación durante los últimos cinco años. El análisis regional de Transparencia Internacional, no obstante, no hace comentarios específicos sobre España y se centra en las reformas judiciales de Polonia y Rumanía, la presión sobre la sociedad civil en Hungría o sobre los activistas anticorrupción en Ucrania.

Los autores del informe señalan con preocupación a la lentitud de los avances en todo el mundo: «Este año, el índice concluyó que más de dos tercios de los países obtienen una puntuación inferior a 50, y que la puntuación media es de 43».