La selección española de rugby sigue haciendo historia en su camino hacia el Mundial de Japón 2019. Este domingo destrozó a Alemania (84-10) en el Central de la Universidad Complutense de Madrid y está a un sólo partido de sellar su clasificación. El bautizado ‘XV del León’ deberá ganar el próximo domingo, en Bruselas, ante la débil selección de Bélgica.

Los leones, bajo la lluvia, apalizaron a la selección germana bajo la mirada de los 16.000 espectadores que abarrotaron el recinto universitario. Un partido histórico que se vivió como tal, con la presencia en la grada del Rey, Felipe VI, que presenció el partido junto al ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo.

El monarca presidió el minuto de silencio en recuerdo a las víctimas de los atentados del 11-M y después disfrutó con una exhibición que lo fue desde el principio. Llegó incluso a hacer la ola en los momentos de máximo esplendor del juego español. Al finalizar el partido, invadió el campo junto al resto de aficionados para celebrar junto a los jugadores.

Saludó a los miembros del combinado nacional uno por uno y asistió a su lado al corrillo que formaron para celebrar. En mitad de las arengas, el capitán giró la vista hacia Felipe VI y le animó a unirse a la fiesta: «¡Venga Rey!». El monarca se unió al círculo para juntar las manos y gritar un celebratorio «¡España!» junto a los jugadores.

El partido

El partido arrancó tras el ofrecimiento de la copa de campeonas de Europa cosechada el pasado fin de semana por la selección femenina. Poco después, el zaguero Mathieu Peluchon inauguró el marcador a los tres minutos en un golpe de castigo.

Fue también el de Burdeos el encargado de incrementar la renta con un nuevo puntapié de castigo, poco antes de que el tercera línea Pierre Barthere convirtiese el primer ensayo del duelo entrando por la esquina tras una ruptura de Mathieu Belie, y Peluchon no fallaba en la conversión. Todo ello en un primer cuarto de hora de indiscutible superioridad española.

Dos nuevos ensayos de Ignacio Contardi y Aníbal Bonan, con transformaciones de Peluchon, ponían el 27-0, antes de que Bonan pusiese el 32-0, esta vez sin conversión. Thibaut Álvarez, en un nuevo ensayo, y el zaguero de origen francés incrementaban la renta para llegar con el definitivo 39-0 al descanso.

Antes del final de los primeros 40 minutos, en los que el capitán Jaime Nava tuvo que retirarse momentáneamente por una ceja rota, la defensa española desbarató la única ocasión alemana, mientras el público despedía a los suyos haciendo la ola en el Central.

Gauthier Gibouin inauguró la segunda mitad con un nuevo ensayo, con Peluchon pasando entre palos, como también lo hizo tras el de Fernando López. Alemania, por su parte, conseguía estrenarse en el marcador con un golpe de castigo de Daniel Koch.

Sebastien Rouet incrementaba la renta para los españoles y Zinzan Hees conseguía el primer ensayo para los germanos. De nuevo Bonan y López y Sebastian Ascarta y Brad Linklater se encargaban de aumentar la ventaja y cerrar el partido, que culminó con el ‘XV del León’ dedicando el triunfo al Rey, que bajó al césped a felicitar a los jugadores.

De esta manera, España llega con las opciones intactas al último encuentro, el que disputará ante Bélgica el próximo sábado 17 de marzo (13.00 horas) en Bruselas. En juego, el billete directo para la cita nipona, sin esperar a disputar las eliminatorias finales. Los españoles podrían, 20 años después, estar en el Mundial.