Su cuerpo fue recibido con un pasillo de ikurriñas y banderas contra la dispersión de los presos de ETA. El féretro con los restos mortales de Xabier Rey, cubierto con una ikurriña de y una bandera de Navarra, llegó al tanatorio de Pamplona al son del ‘Eusko Gudariak’ entonado, puño en alto, por cientos de simpatizantes. Al día siguiente fueron miles los que acompañaron a la familia y honraron con una manifestación, ‘aurreskus’ y muestras de cariño al etarra que apareció muerto en su celda el pasado día 6 en la prisión Puerto III de Cádiz. Una marcha encabezada por una gigantesca ikurriña y una pancarta portada, entre otros, por dirigentes de la izquierda abertzale y significados ex miembros de ETA como José Antonio Ruiz, ‘Kubati’, en la que se culpaba a la política penitenciaria de la muerte de Rey.

La víspera la AVT había intentado impedirlo. Lo reclamó a la Audiencia Nacional al considerar que un acto de este tipo suponía un enaltecimiento del “currículum delictivo del miembro de ETA” y una justificación pública del terrorismo “con el consiguiente dolor, menosprecio y humillación a las víctimas y sus familias”. Sin embargo, como en ocasiones anteriores, la AN no vio razones para prohibir el acto de homenaje al etarra fallecido. En la convocatoria, el Juzgado de Instrucción número 3 no consideró que se dieran elementos o indicios de un posible delito de enaltecimiento o de justificación pública del terrorismo, ni de “menosprecio y humillación a las víctimas”. Una vez más, la petición de prohibir el homenaje a un etarra fue rechazada.

“Si no hacen nada será por algo, ¿a quién interesa? Nos da qué pensar”

El presidente del a AVT, Alfonso Sánchez, asegura a ‘El Independiente’ que la situación comienza a ser insostenible. Los intentos por evitar este tipo de homenajes de bienvenida o de reconocimiento a etarras se han sucedido en el País Vasco y en Navarra en los últimos meses, sin que la Justicia española los prohíba. Los tribunales justifican sus resoluciones en base a la jurisprudencia del Tribunal Supremo al respecto –contraria a prohibir “a priori” actos cuya convocatoria no suponen en su enunciado, necesariamente, un delito de enaltecimiento o humillación a las víctimas- y que ha hecho que las delegaciones de Gobierno respectivas incluso hayan renunciado a solicitar ya su prohibición. Sólo asociaciones de víctimas como la AVT o Covite han continuado reclamando que se impida su celebración.

Sánchez arremete con dureza contra el Gobierno, contra los jueces y contra las delegaciones de Ejecutivo correspondientes, en este caso de Navarra, por no impedir lo que considera que son claros actos de apología de la trayectoria de los etarras. La propia delegación navarra remitió a la AVT un escrito en el que aseguraba que no apreciaba “suficientes elementos o indicios que reflejen a priori la existencia de un delito de enaltecimiento o humillación a las víctimas y “hecho fehacientes” de que se vayan a producir alteraciones del orden público”. Actualmente la delegación en Navarra ultima el informe con la información sobre los hechos acaecidos en torno a la muerte de Rey.

Sánchez recuerda que a Rey no se le homenajeaba “por ser un filósofo estupendo” sino por su currículum en ETA. Con un tono molesto, denuncia la pasividad de la justicia y el Gobierno, “si no hacen nada será por algo, ¿a quién no interesa? Nos da qué pensar”. Critica que ante las críticas de las víctimas desde el Gobierno de Rajoy no se estén tomando medidas para reconducir al situación.

Pregunta.- Ustedes reclamaron a la Audiencia Nacional que se prohibiera el acto pero no lo lograron. La Audiencia Nacional dice que “el delito de la apología no pretende prohibir manifestaciones ideológicas” y ese argumento del Tribunal Supremo es el que está aplicando la Justicia para no prohibir los homenajes. ¿Qué análisis hace de la situación en la que deja a organizaciones como la suya y otras que vienen reclamando sin éxito que se prohíban?

Respuesta.- Estamos en un total desamparo. Se nos queda una cara de tontos de mucho cuidado. Cuando nos enteramos que se va a hacer un homenaje a este terrorista, suicidado o no, sabemos que es un terrorista, que está condenado por terrorismo. A Xabier Rey no se le iba a hacer una bienvenida por ser un filósofo estupendo sino por ser terrorista y pertenecer a ETA. Es la base con la que pedimos la prohibición a la Audiencia Nacional. Decíamos que ese recibimiento iba a servir para exaltar que era terrorista, que era miembro de ETA. También se lo trasladamos a la delegada del Gobierno en Navarra, Carmen Alba. El Artículo 61 de la Ley de Reconocimiento y Protección a las Víctimas del Terrorismo dice que son los delegados del Gobierno quienes velarán y pondrán los medios para evitar los homenajes. Debían haber hecho algo. Ellos tendrían que hacerlo de oficio, no lo hacen porque no les da la gana. Al final, son todo excusas. Las víctimas del terrorismo hacemos nuestro trabajo. Se está permitiendo esto un día sí y otros también. Las víctimas nunca nos hemos tomado la venganza de nuestra mano, se podría haber hecho, pero nunca lo hemos hecho porque creemos en el Estado de Derecho, las leyes y la democracia.

Traslado de los restos del etarra Xabier Rey que apareció muerto en su celda el pasado 6 de marzo.

Traslado de los restos del etarra Xabier Rey que apareció muerto en su celda el pasado 6 de marzo.

P.- Después de las resoluciones de los tribunales que no están impidiendo las bienvenidas públicas a presos de ETA, ¿siguen creyendo igual en la Justicia, las leyes y el Estado de Derecho?

R.- La justicia no ese igual para todos. Se tienen que mojar, la Justicia y el Gobierno. Las víctimas no podemos también ejercer de policías. La tostada está en el tejado de quienes cobran por ello, que se pongan a trabajar.

P.- En muchos casos las delegaciones de Gobierno no actúan porque saben que la denuncia les será archivada, como viene resolviendo la Audiencia Nacional…

R.- Entonces, ¿qué?, ¿nadie quiere saber nada? Aquí hay un poder legislativo, ejecutivo y judicial, pues que sean esos poderes los que ejerzan la justicia.

P.- Los jueces aplican la ley. ¿Habría que cambiarla?

R.- Que se pongan las pilas. Las víctimas estamos hartas de tener que pedir justicia, de tener que hacer que les detengan, etc. ¡Ya está bien!, que ellos hagan algo, que hagan lo que corresponde a los distintos estamentos públicos.

Las víctimas estamos hartas de tener que pedir justicia, de tener que hacer que les detengan etc. ¡Ya está bien!, que ellos hagan algo”

P.- ¿El delito de enaltecimiento habría que modificarlo?

R.- No soy jurista pero para eso hay un Tribunal Constitucional, un Tribunal Supremo, jueces, etc. Yo no sé de leyes, pero si hay un tipo de delitos nuevos habrá que adaptarse a los nuevos tiempos. Lo mismo que nos hemos adaptado en otros delitos, hay que adaptarse a los tiempos. Los jueces, como las víctimas, ven que hay una serie de personas ensalzando el currículum terrorista de este señor. Estamos hartos de alzar la voz y de que los diferentes gobiernos autonómicos, delegados de Gobierno, etc. no actúen. Yo no cobro por ejercer de ellos, ellos sí, que lo hagan. ¡Oiga, que se está juzgando y condenando por enaltecimiento del terrorismo a personas en las redes sociales! ¿Por qué esto no se hace en estos casos? ¿Por qué no interesa? ¿A quién no le interesa? Nos da qué pensar.

P.- ¿Se plantean llevar a cabo alguna reclamación de modo conjunta las asociaciones de víctimas?

R.- Estamos hartos de denunciarlo. Ahora ha sido el homenaje a Xabier Rey, antes fue a Belén González Peñalva, a la que no se le hizo un acto por ser la madre Teresa de Calcuta sino por ser una terrorista que mató a seis personas. Es una vergüenza, pero qué hacemos, ¿nos quemamos a lo bonzo en la puerta del Ayuntamiento de Pamplona para que no haya manifestación? Nosotros vamos hasta donde podemos.

P.- ¿Van a solicitar formalmente un cambio al presidente del Gobierno en esta cuestión?

R.- ¿Que se lo cuente a Rajoy? Hacemos hasta donde podemos y más. Se lo hemos pedido a la Audiencia Nacional y los jueces han mirado hacia otro lado, se lo hemos pedido a la delegación del Gobierno y han mirado hacia otro lado. Aquí están más para hacer política, para quedar bien con todos. El tema de las víctimas sigue estando manipulado por la política. ¿Quién coloca a los jueces? Los partidos políticos.

P.- ¿Ha visto las imágenes del acto del sábado?

R.- No. El domingo tuvimos un día intenso. Además, para que se me levante el estómago prefiero no verlo. Sí estoy informado de que se consumó el enaltecimiento al terrorista. Es la delegación del Gobierno y la Audiencia Nacional las que deberían dar cuenta y se les debería caer la cara de vergüenza. La gente está harta, pero parece que con la iglesia hemos quedado. Estamos viendo que se ha condenado a raperos por ensalzamiento del terrorismo y en estas manifestaciones con bienvenidas nadie tome cartas en el asunto…