Los senegaleses concentrados esta mañana en la Plaza Nelson Mandela del barrio madrileño de Lavapiés han obligado a refugiarse en un bar al cónsul de su país en Madrid, que ha sido rescatado por la Policía y cuyos agentes han disparado pelotas de goma para dispersar a los congregados. Según ha comprobado Efe, poco antes de las 12:30 horas ha llegado a la plaza una persona que los asistentes han reconocido como Mouctar Belal, cónsul de Senegal en Madrid, por lo que han corrido hacia él increpándole y tratando de agredirle.



Tensión entre algunos vecinos y concentrados en duelo y protesta por la muerte de Mbage. | Vídeo: G. M. Piantadosi y Mario Viciosa

 

El político se ha refugiado en el bar Baobab, uno de los de la plaza, entre gritos de «sinvergüenza», «justicia» y exigencias de que «dé la cara», ya que hasta ahora no se había pronunciado. Algunos de los congregados han tirado agua a las personas que iban con el cónsul y a los periodistas, mientras otros pedían calma a los más exaltados.

Cinco furgonetas de los antidisturbios se han desplegado en la zona y han despejado la entrada al bar y buena parte de la plaza. Varios congregados han comenzado a lanzar sillas contra los agentes, así como adoquines, y entonces los agentes han cargado.



El cónsul senegalés se refugia en el bar Baobab, increpado por los concentrados en la Plaza Nelson Mandela de Lavapiés por su lenta reacción ante la muerte de Mbage. | Vídeo: G. M. Piantadosi y Mario Viciosa

 

Tras ello, la calma tensa ha vuelto a la Plaza Nelson Mandela de Lavapiés, donde se han congregado durante horas compatriotas y vecinos del barrio. Algunas personas han increpado a las decenas de equipos de televisión, al punto de obligar a uno de Mediaset a abandonar el lugar, mientras otros trataban de apaciguar los ánimos.

A las puertas del bar Baobab, se han sucedido discusiones entre algunos vecinos del barrio y población senegalesa concentrada. Sus compatriotas sostienen que Mbage murió mientras era perseguido por la Policía y denuncian la «violencia policial» que sufre el colectivoUn grupo de antidisturbios de la Polícia Nacional ha acudido a la plaza de Nelsón Mandela, en Lavapiés, ante la concentración de un grupo de senegaleses que protestaban por la muerte del mantero perseguido por los agentes ayer por la tarde. 

Ayer por la noche seis personas de nacionalidad española fueron detenidas, diez policías nacionales resultaron heridos leves y se produjeron numerosos destrozos en las calles tras la protesta por la muerte de Mmame M.

La misma fuente ha añadido que durante las protestas, que se desarrollaron entre las 20.50 horas del jueves y la 01.30 horas de esta madrugada, se han ocasionado numerosos destrozos como los sufridos por tres sucursales bancarias, a las que algunas personas han accedido al interior y robado monitores y diverso material.

Ahora el Ayuntamiento de Madrid investiga si el mantero era perseguido o no por los agentes en el momento de su muerte y el resto de circunstancias del suceso, analizando los atestados y comparecencias de Policía Municipal y Nacional.  Según el relato policial, antes de las cinco de la tarde agentes municipales intervinieron en la Puerta del Sol porque varios manteros habían tirado al suelo deliberadamente a dos turistas, una de ellas francesa de avanzada edad que sufrió una brecha en la cabeza.