Política

Director de la Policía: Quizá algunos radicales "se aprovecharon" del suceso de Lavapiés

Germán López Iglesias ha adelantado que a partir de ahora "la Policía estará mucho más atenta e intentaremos que no se desproporcione ni haya ningún acto del que nos podamos arrepentir después"

logo
Director de la Policía: Quizá algunos radicales "se aprovecharon" del suceso de Lavapiés
Llamas en la calle Mesón de Paredes de Madrid.

Llamas en la calle Mesón de Paredes de Madrid. EFE

Resumen:

El director general de la Policía, Germán López Iglesias, ha dicho este jueves sobre los disturbios ocurridos anoche en el barrio de Lavapiés de Madrid tras la muerte de un mantero senegalés, por los que fueron detenidos seis españoles, que quizá algunos radicales «se pudieron aprovechar» de este suceso.

Germán López Iglesias ha realizado estas manifestaciones tras inaugurar la I Jornada sobre Criptomonedas y Delitos Económicos organizada por la Policía Nacional. «Son sucesos desagradables y en España no estamos acostumbrados a que se nos pueda revolver la gente en un momento determinado» de esta forma, ha comentado el director de la Policía.

Ha explicado que los agentes acudieron a una llamada de la Policía Municipal «ya cuando se habían iniciado algunos hechos que se produjeron a raíz de la muerte de un ciudadano senegalés».

López Iglesias ha confirmado que «ha habido seis detenidos, entre ellos un menor

López Iglesias ha confirmado que «ha habido seis detenidos, entre ellos un menor, bastantes daños en el mobiliario urbano y han asaltado tres bancos en la plaza de Lavapiés». «Esperemos que ya se haya controlado todo y a partir de ahora podamos decir que ha sido una mala noche que se ha pasado».

Respecto a las circunstancias de la muerte del senegalés ha dicho que «en principio lo que sabemos desde primeras horas de la noche y hasta ahora a primera hora de la mañana es que parece ser que ha sido un infarto que le dio al ir corriendo por la calle. «Seguramente ha sido una cosa fortuita pero a partir de ahí quizá se desproporciona la situación y hay gente que la aprovecha para de alguna manera radicalizarse y decir lo que piensa a través de esos hechos desagradables», ha apuntado.

Ha recordado al respecto que «los detenidos son españoles que viven allí y tampoco podemos decir que han sido personas de fuera», y ha insistido: «Todo ha tenido un hecho inicial y no sé si alguno se ha aprovechado de ese suceso». «Hay cosas que no las tenemos claras por lo que vamos a abrir una investigación porque nosotros acudimos al requerimiento de la Policía Local», ha aclarado. Ha concretado que la Policía Nacional no estaba en el inicio de los hechos que es lo que se va a intentar averiguar.

Por otra parte ha sido preguntado si con motivo de la concentración convocada para esta tarde en Lavapiés se ha preparado un dispositivo especial y si va a ver más presencia policial en la zona.

Al respecto ha indicado: «Todo hecho de este tipo, no solamente por lo que pasó anoche sino cualquier concentración de ciudadanos, requiere una presencia policial pero habiendo pasado lo que anoche sucedió la Policía estará mucho más atenta e intentaremos que no se desproporcione ni haya ningún acto del que nos podamos arrepentir después».

Tensión en la plaza Nelson Mandela

Unas cien personas, en su mayoría senegalesas, concentrados en la Plaza Nelson Mandela del barrio madrileño de Lavapiés han protagonizado momentos de tensión cuando circulaba por la zona un coche de Policía Municipal, a cuyos agentes han gritado «asesinos» y han lanzado un adoquín que impactado en la luna trasera del vehículo.

Los concentrados han increpado también a miembros del Movimiento contra la Intolerancia que han acudido a la plaza para prestar su apoyo al colectivo.

Desde las nueve de la mañana se han concentrado en esta plaza varios compañeros de Mmame Mbage, a escasos metros de donde el hombre, de 35 años y nacionalidad senegalesa, murió ayer en plena calle.

Los compatriotas del fallecido han subrayado que murió mientras era perseguido por la Policía y han denunciado la «violencia policial» que sufre el colectivo. También se han desvinculado de los disturbios y saqueos que se produjeron durante la noche.

A las once de la mañana ya eran unos cien los congregados, según ha constado Efe, que recuerdan al fallecido, explicando a la prensa que era un hombre pacífico que no quería problemas y no vendía drogas.

Poco antes, sobre las 10:45 horas, ha pasado por una de las calles de la plaza un coche de Policía Municipal y la mayoría de los senegaleses ha corrido hacia él insultando a los agentes y llamándoles «asesinos».

El coche ha sufrido el impacto de un adoquín en la luna trasera, y ha acelerado para abandonar el lugar.

Varios vecinos han comentado en ese momento que la Policía había pasado por allí «para increpar» a los congregados pacíficamente.

Otro momento de tensión se ha vivido sobre las 10:25, cuando han llegado varios miembros del Movimiento contra la Intolerancia, entre ellos el presidente Esteban Ibarra, y han hecho unas declaraciones a la prensa, lo que ha molestado a algunos congregados que les han gritado «chupa cámara» e «interesados».

Una representante del Movimiento les ha explicado que siempre han trabajado por ellos y que esa actitud solo iba a servir para que se arremeta contra el colectivo de inmigrantes senegaleses.

En el transcurso de la concentración ha quedado patente la existencia de discrepancias entre algunos de los congregados sobre su actitud y declaraciones realizadas sobre los sucesos de anoche.

Un hombre que se ha presentado como diputado del Parlamento senegalés, Morgan Kan, ha explicado a Efe que el fallecido ayer tenía 35 años y «todos se llevaban bien con él» y no tenía problemas de salud.

Su madre murió el año pasado y tiene un hijo en Senegal, ha añadido.