Política

Sánchez propone que el sueldo de ministros y diputados sólo suba el 0,25%, como las pensiones

logo
Sánchez propone que el sueldo de ministros y diputados sólo suba el 0,25%, como las pensiones

Pedro Sánchez junto a la viuda del ex presidente del Congreso Manuel Marín, en cuya memoria el PSOE ha entregado este domingo unos premios. EFE

Resumen:

El PSOE propondrá durante la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado que el sueldo de diputados y senadores sólo suba el 0,25 por ciento, lo mismo que las pensiones, si el Gobierno no rectifica y las aumenta conforme al Índice de Precios al Consumo (IPC). Sánchez sigue desafiando a las encuestas: “Estamos tocando con la punta de los dedos ser la primera fuerza política en este país”, ha asegurado este domingo. Arremete contra Rajoy, que "tiene el mejor trabajo de España porque cobra por no hacer nada".

El PSOE propondrá durante la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado que el sueldo de los miembros del Gobierno, diputados y senadores sólo suba el 0,25 por ciento, lo mismo que las pensiones, si el Gobierno no rectifica y las aumenta conforme al Índice de Precios al Consumo (IPC). Así lo ha anunciado este domingo el secretario general del partido, Pedro Sánchez, en la clausura de su Escuela de Buen Gobierno.

Sánchez ha adquirido dos compromisos «personales» con los jubilados, a los que ha prometido que las pensiones subirán según el IPC en cuanto sea presidente del Gobierno. Tras esta medida, el PSOE «blindará constitucionalmente » servicios públicos como la sanidad, la dependencia, la educación y las pensiones.

Ésa ha sido la contribución al debate sobre las pensiones del líder socialista, que mantiene silencio sobre la segunda cuestión que ha ocupado esta semana la escena política y la movilización en las calles: la derogación de la prisión permanente revisable. El PSOE mantiene firme su determinación de acabar con esa medida, puesta en marcha por el PP con su mayoría absoluta en 2015. Hasta el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero ha defendido el voto en contra de los diputados del PSOE en coherencia con las convicciones democráticas del partido. Pero Pedro Sánchez no se pronuncia sobre el tema.

El líder socialista sigue desafiando a las encuestas que sitúan a su partido como tercera fuerza política, por detrás de PP y Ciudadanos. «Estamos tocando con la punta de los dedos ser la primera fuerza política en este país», ha asegurado para levantar la moral del partido. «Os pido trabajéis duro para lograr esa confianza mayoritaria de este país», ha solicitado a los dirigentes y militantes reunidos en la Escuela, a los que ha advertido: «Quien gana las municipales gana las generales, a trabajar y a ganar».

Durante su intervención, Sánchez ha prometido volver a situar al PSOE en el «corazón de las decisiones» de la UE para cambiar sus políticas sobre el cambio climático, la austeridad económica, la inmigración, la pobreza en el mundo y los derechos humanos. Muy crítico con la falta de protagonismo internacional de España y con la inacción del Gobierno, ha asegurado que Mariano Rajoy tiene el mejor puesto de trabajo de todo el país, porque «cobra por no hacer nada».

«¿Dónde está Mariano Rajoy y sus promesas electorales, por ejemplo a los autónomos? El problema es que la mitad de las cosas que dice Rajoy no son verdad y la otra mitad son mentira», ha afirmado, negando el argumento del presidente del Gobierno de falta de recursos económicos para aumentar las pensiones en función del IPC.

«Claro que los hay, lo que falta es voluntad política», ha replicado Sánchez, que ha destacado una «merma de la recaudación» de 13.000 millones de euros por las últimas reformas fiscales que podrían haber evitado los recortes en educación, sanidad y dependencia. Ha subrayado también que la reforma laboral es la principal causante de la debilidad de la caja de la Seguridad Social con la caída de las cotizaciones por el empleo precario. Como ejemplo ha citado que en España se trabajan al año nueve millones de horas extras que no se pagan. Si ese trabajo se cotizara, aportaría 2.000 millones de euros a la Seguridad Social, cifra equivalente a subir las pensiones según el IPC este año.