Los diputados de ERC Carme Forcadell, Dolors Bassa y Marta Rovira han anunciado este jueves que renunciarán a sus escaños tras la investidura frustrada de Jordi Turull por el portazo de la CUP. Los tres diputadas republicanas han anunciado sus renuncias al terminar el pleno que ha acabado con una ruptura entre la formación antisistema, ERC y JxCat. Asunción (Titon) Laïlla, Chakir El Homrani y Magda Casamitjana tomarán posesión de su escaño.

En un comunicado, ERC ha denunciado «los intentos reiterados de España de condicionar la actividad democrática del Parlament», en referencia a la cita que varios de los diputados independentistas entre los que se encuentra el candidato a la presidencia, Jordi Turull, tienen este viernes en el Tribunal Supremo por el procés. Estas citas, apuntan, «son una muestra más de esta voluntad de secuestrar la democracia».

Es por ello que las tres diputadas serán sustituidas por Asunción (Titon) Laïlla, Chakir El Homrani y Magda Casamitjana «con el objetivo de no interferir en la actividad democrática del Parlament y de no ser un obstáculo a su soberanía».

«Las diputadas dejan claro que no quieren que su situación personal condicione la actividad normal del Parlamento y que ningún juez pueda chantajear a la voluntad democrática del pueblo de Cataluña. Por sobre los nombres concretos hay un proyecto compartido», reza el comunicado.

Las tres parlamentarias son nombres de peso dentro de la formación. Forcadell ocupó la presidencia del Parlament la pasada legislatura y tras pasar por la cárcel cedió el testigo a Roger Torrent. Dolors Bassa fue consejera de Trabajo bajo el mandato de Carles Puigdemont y, al igual que su compañera de partido, ha pasado por prisión y Rovira, número dos de Junqueras y secretaria general de ERC, era una de las posibles candidatas a liderar la formación.