La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha suspendido el pleno municipal una vez superada la parte ejecutiva de la sesión por la «situación de excepción» por la comparecencia ante los tribunales de políticos independentistas.

Colau, que preside el plenario, ha argumentado que «la sensibilidad de muchos de los presentes estaba alterada» e impedía el desarrollo con normalidad del plenario.

«Hoy aquí he visto a todo un grupo municipal llorando, a muchas personas angustiadas y a muchos grupos diciendo que retiraban sus puntos y pidiendo que se suspendiera», ha señalado la alcaldesa, que ha invitado a la Junta de Portavoces a reunirse para decidir qué día se retoma la sesión.