Los Comités de Defensa de la República han vuelto a retomar este Jueves Santo las acciones en protesta por las detenciones de los ex miembros del Govern, entre ellas la de Carles Puigdemont. El objetivo nuevamente han sido las carreteras. Miembros de los CDR han intentado levantar las barreras de los peajes de la A-2 a la altura de Montblanc.

Según han confirmado los Mossos d’Esquadra, hacia las cinco de esta tarde han recibido el aviso de la empresa concesionaria de que varias decenas de personas habían levantado las barreras del peaje, de forma que los coches podían pasar sin tener que pagar.

Varias dotaciones de la policía autonómica se han dirigido al lugar y alrededor de una hora después y, ante la presencia de los Mossos, los activistas han dado por finalizada su acción, sin que se haya producido ningún incidente.

Los independentistas portaban una pancarta con el lema «bienvenidos a la república catalana» y con esta actuación pretenden denunciar lo que califican como «represión» contra el independentismo.

La salida ha quedado reabierta sobre las 19.00, ha informado el Servei Català de Trànsit (SCT).

Más allá de poner fin a sus protestas, estos radicales se han propuesto entorpecer los viajes de la Semana Santa con más acciones violentas en las vías de tráfico. La de hoy es solo una más que se suma a la decena que se han producido desde la detención de Puigdemont en Alemania el pasado domingo. Desde entonces han cortado varias carreteras como la misma A-2 en Lérida; la A-7 en Figueras (Girona) o la N-340 en la provincia de Tarragona, entre otras.

Pero, como ya avanzó El Español, todavía tienen preparados actos para lo que queda de Semana. Para este viernes el objetivo vuelve a estar en el juez Llarena, instructor de la causa del procés. Según este diario entre los planes de los CDR están cortar la carretera en el municipio de Alp y llenar de amarillo el municipio de Das, donde el juez Llarena tiene la residencia. Es precisamente en esta localidad donde miembros de Arran amenazaron con pintadas el domicilio del magistrado, para quien Interior ya ha anunciado que reforzará su seguridad.

El sábado repetirán los cortes en el municipio de Alp, en la carretera N-260 y para el domingo, día en que tendrá lugar la operación retorno con miles de desplazamientos en todo el país, los CDR tienen previsto cortar el tunel de Cadí, situado en el prepirineo catalán. Éste es el acceso más habitual para los que cruzan la frontera entre Cataluña y Andorra.