La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha pedido hoy al Ministerio del Interior medidas para proteger al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena y a su familia, después de conocer que la casa que tiene en Das (Girona) ha aparecido con pintadas que lo acusan de «fascista».

Después de reunirse el CGPJ en sesión extraordinaria tras conocer el incidente contra la residencia del juez que ha procesado a los implicados en el proceso independentista catalán, los magistrados han emitido una declaración. En ella también se solicita protección para los restantes jueces y magistrados en Cataluña.

Según la nota del CGPJ, las acciones contra la residencia de Llarena «entrañan una manifiesta coacción sobre el magistrado y su familia que atentan contra el ejercicio de las funciones que tiene encomendadas como miembro y servidor del Poder Judicial».

Además de poner en conocimiento del suceso al Ministerio del Interior, el CGPJ lo ha hecho ante la Fiscalía General del Estado para que se proceda a la investigación de los delitos que pudieran haberse cometido.

Las pintadas

La detención del ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont en Alemania ha despertado la ira de frentes independentistas. Arran, organización independentista juvenil vinculada a la CUP, ha señalado hoy la casa que tiene en Das (Girona) el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, con pintadas en el asfalto en las que le acusa de «fascista» y le advierte de que los autodenominados Països Catalans serán su «infierno».

Según ha desvelado esta organización de la izquierda independentista en las redes sociales, miembros de Arran han efectuado las pintadas esta madrugada para «señalar» la vivienda que tiene en Das el juez del Supremo que instruye la causa contra los líderes del proceso político para la independencia unilateral de Cataluña, informa Efe.

«Llarena fascista. Ni en Das ni en ningún sitio», reza una de las pintadas firmadas por Arran, efectuadas en el asfalto frente a un chalé de esta población de la comarca gerundense de la Cerdanya.

En otra pintada dirigida al juez del Supremo que mantiene encarcelada a la cúpula política del procés se lee: «los Països Catalans serán tu infierno».

En su cuenta oficial de Twitter, Arran ha reivindicado esta actuación para «señalar» la casa de Llarena: «respondamos a su represión tantas veces como haga falta. ¡Echémosles!».