Carles Puigdemont no está dispuesto a renunciar a un gobierno de JxCat, aunque ello suponga poner la investidura de Jordi Sánchez por delante de la suya. No quiere renunciar a las investiduras simbólicas para pasar a un «plan D» que implique el nombramiento de un candidato sin cargas judiciales, como reclaman cada vez con más insistencia desde ERC y el PDCat. El ex presidente catalán ha remitido hoy una carta a su grupo, JxCat, en la que destaca que la aceptación del Comité de Derechos Humanos de la ONU de la demanda de Sánchez es «una oportunidad sin precedentes que debemos aprovechar jurídica y políticamente».

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

Paralelamente, el ex conseller de Presidencia, Jordi Turull, ha anunciado su «renuncia provisional» como candidato a la investidura, un paso necesario para que el presidente del Parlament, Roger Torrent, abra nueva ronda de contactos para la celebración de un pleno de investidura. En estas condiciones, Torrent podría volver a proponer a Sánchez amparándose en la advertencia del Comité de Derechos Humanos de la ONU para forzar un cambio de postura del Tribunal Supremo, que en su momento ya denegó la autorización a Sánchez para acudir al pleno de investidura intentado en febrero. Poco después de conocer el respaldo de Puigdemont, el ex presidente de la ANC ha aceptado desde la prisión de Estremera volver a ser candidato.

El portavoz de JxCat, Eduard Pujol, ha oficializado la nueva candidatura tras la conclusión del pleno con la petición a Torrent de que inicie una nueva ronda de contactos. Pujol no ha querido hablar de acelerar los plazos para evitar la anulación de la delegación de voto a Puigdemont, que el Gobierno y C’s estudian recurrir, pero ha lamentado que el Gobierno «no respeta nuestros derechos».

En este contexto, Pujol ha asegurado que el dictamen del Comité de NN.UU. «abren un camino que debemos recorrer,» y ha advertido de que si  el juez Pablo Llarena «no lo acepta, volveríamos a rearmar las causas abiertas y las que se pueden abrir. Pujol se refería así a futuros recursos ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, tras una breve reunión del abogado Jaume Alonso Cuevillas con la dirección del grupo ex convergente.

JxCat avisa que la negativa de Llarena a atender a NN.UU. «permitirá rearmar las causas ya abiertas y abrir nuevas causas»

Puigdemont insiste en su misiva, trasladada al grupo de JxCat -reunido antes de la celebración del Pleno- en la necesidad de «exigir a España el cumplimiento de las medidas de NNUU y preservar los derechos de Sánchez como candidato a la presidencia». Defiende que hacerlo «es un acto de justicia que repara el daño causado por los poderes del Estado» y permite instar a España «a respetar los derechos políticos de todos, incluidas las minorías que querría silenciar».

En caso de que España haga caso omiso a las advertencias de la ONU, añade, «y persevere en su persecución política e ideológica, demostrará una vez más que es capaz de cualquier cosa para alterar el normal funcionamiento de la democracia en Cataluña. Esta es una posibilidad real, y deberíamos aprovecharla» concluye el líder independentista.

JxCat no descarta repetir elecciones

El mensaje de Puigdemont coincide con las declaraciones del vicepresidente del Parlament y dirigente de JxCat, Josep Costa, quien esta mañana ha advertido de que su grupo no descarta ninguna opción, ni un nuevo intento de investidura de Sánchez ni la repetición de elecciones. Un aviso que viene a confirmar que la ilusión del desbloqueo de la política catalana con la convocatoria de nuevas elecciones se desvanece por momentos.

La investidura de Jordi Sánchez vuelve a situar a JxCat en la senda de la máxima confrontación con la justicia española y el Gobierno, un camino que permite augurar la repetición de elecciones. Tras la fallida investidura de Turull, los plazos parlamentarios empezaron a correr y la mayoría independentista tiene hasta el 22 de mayo para investir a un presidente de la Generalitat. Si no lo logra, Cataluña irá a nuevas elecciones autonómicas el 15 de julio.