El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha completado una nueva ronda de contactos exprés con los grupos parlamentarios para proponer candidato a la investidura, que en este cuarto intento volverá a protagonizar el número dos de JxCat, Jordi Sánchez. Torrent no ha concretado, sin embargo, la fecha del pleno de investidura, a la espera de que la defensa del candidato solicite al Tribunal Supremo la autorización para que asista a la sesión de investidura.

Torrent ha contactado con los líderes parlamentarios de menor a mayor, para anunciarles la candidatura de Sánchez, avanzada ayer por su grupo después de que Jordi Turull «renunciara temporalmente» en una carta remitida desde la prisión de Estremera, pero no ha concretado la convocatoria del pleno de investidura. Un anuncio que los partidos constitucionalistas han acogido con la misma incomodidad de los intentos anteriores, mientras JxCat y ERC insisten en que el Comité de Derechos Humanos de NN.UU. avala su pretensión al exigir a España que respete los derechos políticos del ex presidente de la ANC, en prisión provisional e imputado de rebelión y sedición por su participación en la organización del referéndum del 1-O y en los incidentes ante la Conselleria de Economía el pasado 20 de septiembre.

Albiol le responde a Torrent que «con quien tiene que hablar para proponer a Jordi Sánchez como candidato es con el juez Llarena»

En el transcurso de esta ronda de contactos, el líder del PSC, Miquel Iceta, ha insistido a Torrent que «la oposición del grupo socialista contraria a la investidura de personas que no puedan ejercer en plenitud las tareas encomendadas», en referencia a todos los imputados en la causa que instruye el Tribunal Supremo contra los líderes del independentismo. Más duro, Xavier García Albiol, ha advertido al presidente del Parlament de que «con quien tiene que hablar para proponer a Jordi Sánchez como candidato a la presidencia de la Generalitat es con el juez Llarena».

El presidente de los populares catalanes ha recordado la condición de Sánchez y que el pasado mes de marzo el magistrado impidió que Sánchez asistiera al pleno del Parlament convocado para su propia investidura. Por ello, García Albiol ha denunciado «la persistencia en el bloqueo» que provoca el presidente del Parlament proponiendo candidatos que no se pueden investir. En su opinión «se hace evidente que la estrategia de los independentistas no es tener un Govern efectivo que trabaje para todos los catalanes, es provocar continuamente el conflicto con las instituciones del Estado».

Inés Arrimadas ha lamentado también que el presidente de la cámara «volverá a proponer a un candidato que ya se descartó por tener graves delitos imputados. Siguen pensando más en alargar el procés que en gobernar para 7,5 millones de catalanes. No saldremos del bloqueo sin una candidatura viable y un gobierno dentro de la legalidad», en un mensaje en las redes sociales.