Será de nuevo el centro de miradas, cámaras y focos. Cristina Cifuentes se convertirá este miércoles en la protagonista de la VII edición de los premios «Verdad, Memoria, Dignidad y Justicia» que anualmente concede la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) el organismo de víctimas más numerosos de nuestro país. La presidenta de la Comunidad de Madrid ya estuvo presente en la pasada edición pero en esta ocasión la AVT la ha invitado para reconocerla con la concesión de una de la cuatro ‘cruces de la dignidad’ que reconoce en sus premios. Fuentes de la asociación aseguran que la decisión se adopta para agradecer el «apoyo constante» y «cercanía y comprensión «que Cifuentes siempre ha mantenido con las víctimas del terrorismo. Además, se reconoce su aportación en la aprobación en septiembre del año pasado de la ley madrileña para la Protección, Reconocimiento y Memoria de las Víctimas del Terrorismo que da respaldo legal a las familias de las 584 víctimas mortales y a los más de 2.000 heridos que ha dejado el terrorismo en esta comunidad.

Otro de los premiados con la ‘Cruz de la Dignidad’ será el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro. De esta forma desde la AVT se quiere reconocer la labor llevada a cabo en sus 41 años de existencia por la institución que preside y que se ha convertido en el principal frente judicial en la lucha contra el terrorismo. El reconocimiento al presidente de la AN llega en un momento en el que tanto la AVT como otras asociaciones y colectivos de víctimas se han mostrado críticas con el papel jugado por la Justicia y el Gobierno en los últimos años y en especial ante los homenajes a presos de ETA que sale de prisión.

La tercera de las premiadas será la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, a la que como ya se hizo con otros miembros del Gobierno también se le agradecerá su apoyo a las víctimas del terrorismo con la concesión de la ‘Cruz de la Dignidad’. En la pasada edición la AVT concedió el mismo galardón a dos miembros del Gobierno del PP, la ministra de defensa y secretaria general del PP, Dolores De Cospedal, y al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. Junto a ellos, premió al consejero de Presidencia del Gobierno de Madrid, Angel Garrido, y al concejal popular en el Consistorio de la capital, Fernando Martínez Vidal.

 

En el acto que tendrá lugar en la sede de la Comunidad de Madrid también se hará entrega de los premiso «Verdad, Memoria, Dignidad y Justicia», en esta ocasión a la Agencia Efe y a Europa Press por su respaldo «constante e incondicional» a las víctimas y por su aportación a la labor de «sensibilización y concienciación social sobre el terrorismo y sus secuelas» además e por dar visibilidad a la AVT.

Sánchez deja la presidencia de la AVT

El acto será el último evento público que presidirá el actual presidente de la AVT, Alfonso Sánchez, quien no se presenta a la reelección. La AVT elegirá el próximo 5 de mayo a la que será su nueva presidenta, Maite Araluce Letamendia, al liderar la única candidatura que concurre. Durante su intervención en el acto de entrega de los VII Premiso AVT Sánchez podría detallar las razones por las que no opta a continuar al frente de la asociación que ha dirigido durante los últimos dos años. En los últimos meses en algunos sectores de las víctimas se había extendido un profundo malestar con la gestión de Sánchez, en especial entre los asociados de Navarra. El aún presidente ha impulsado en los últimos meses un claro acercamiento con los Gobierno de Euskadi y de Navarra en un intento por mejorar la colaboración entre los Ejecutivos y la asociación de víctimas.

Este paso ha sido interpretado por algunas como un aval a las políticas que en torno a ETA y la izquierda abertzale llevan a cabo los Ejecutivos de Urkullu y Barkos. La tensión se elevo sobre manera en Navarra, donde tras un encuentro entre Sánchez y la presidenta de la Comunidad foral, un grupo de familias de casi medio centenar de víctimas decidieron abandonar la AVT y constituirse como una asociación propia, a Anvite (Asociación de Navarra de Víctimas del Terrorismo).

También la aspirante a sucederle se mostro crítica con el legado dejado por Sánchez y aseguró en una carta a los asociados, en la que comunicó su candidatura, su intención de «devolver a la AVT al luga donde siempre debió estar» y a trabajar para recuperar el «prestigio social e institucional» de la entidad.