“Queremos visualizar que en Cataluña existe una mayoría a favor de seguir en España y que aquí cabe todo dentro del marco de la ley, incluso la defensa del independentismo”. El presidente de Sociedad Civil Catalana, José Rosiñol, reconoce que la idea es tan simple que casi produce rubor, pero visto el éxito de la justicia española en Alemania, la organización está convencida de que esa explicación es más necesaria que nunca en el corazón de Europa. La entidad unionista se ha propuesto contrarrestar el discurso independentista, que se ha impuesto en el imaginario de la opinión pública europea

Con ese objetivo, los líderes de SCC han anunciado una gira europea para explicar ante los principales medios de comunicación de los países en los que se alojan los fugados Carles Puigdemont, Clara Ponsatí, Antoni Comín, Mertixell Serret y Lluís Puig. Berlín será el primer objetivo, en quince días. A la capital alemana seguirán después Bruselas, Edimburgo y Luxemburgo, con el único objetivo de contrarrestar la propaganda independentista y mostrar la otra cara de Cataluña.

La organización se ha centrado en los medios de comunicación y entidades cívicas como la Fundación Konrad Adenauer en Alemania para explicar que existe en Cataluña una mayoría a favor de la permanencia en España, que se manifestó masivamente el pasado 28 de octubre.

Tras la decisión del Tribunal de Schleswig-Holstein de desestimar el delito de rebelión imputado por el Tribunal Supremo a Carles Puigdemont, muchas son las voces que han señalado la falta de un relato alternativo que contrarreste la propaganda independentista. Una propaganda que ahora tendrá nuevo eco con la puesta en libertad vigilada del líder de JxCat. Rosiñol no quiere valorar la actuación del Gobierno en esta materia, pero considera urgente contrarrestar este discurso.

Critica a los sindicatos

En este contexto, Rosiñol es especialmente crítico con el papel jugado por los dos grandes sindicatos en la manifestación de Barcelona del pasado domingo, en la que marcharon junto a ANC y Òmnium exigiendo la “liberación de los presos políticos”. “No entendemos que se secunde este relato y nos sorprende la presencia de CC.OO. y UGT” apunta el presidente de Sociedad Civil, que recuerda el “componente clasista del movimiento independentista”.

Tampoco entienden, añade, “que se apoye a los CDR’s, que solo generan coacción”. Y lamenta especialmente la presencia del líder de los Comunes-Podem, Xavier Domènech, al que le reclama “que no confunda a su electorado” porque la del domingo fue “una manifestación independentista en defensa de la unilateralidad y la desobediencia”.