La entrevista de Carles Puigdemont en TV3, tres horas de prime time en las que el líder de JxCat pudo explayarse a gusto, seguido de un debate para seguir abundando en el mensaje del ex presidente catalán, ha abierto la enésima guerra entre PP y C’s, esta vez por el control de la televisión autonómica. Albert Rivera abrió el fuego reclamando que el Senado controle los contenidos de la cadena, ante la falta de resultados de la aplicación del 155 en esta materia.

La respuesta llegó poco después de la secretaria de programas y diputada del PP en el Parlament Andrea Levy, quien recriminó al partido naranja que no haga valer su condición de grupo mayoritario en la cámara autonómica para promover un mayor control sobre la cadena pública.

La entrevista tuvo un 30% de share y generó más de 50.000 tuits”

Lo cierto es que la entrevista emitida la noche del domingo se ha convertido en la más vista de las realizadas por TV3 a un líder político. Casi un millón de telespectadores y un 30% de share, que en las redes sociales llevó al hastag #PuigdemontTV3 al tercer lugar del ranking de trending topic mundial y 50.000 tuits.

Con estos datos sobre la mesa, el líder de C’s ha concluido que si el Parlament no puede controlar a TV3, se replantee en el Senado “cuál es el control de la tele pública”. Unas palabras que de hecho ponen en entredicho el papel de Inés Arrimadas en la cámara autonómica. El Grupo de C’s se ha apresurado a registrar una batería de preguntas en el Parlament y ha cargado contra la cadena pública por estar “al servicio del procés”.

En este contexto, Levy ha recordado a los naranjas que fue en aras del consenso que el PP renunció a incluir a la Corporación Catalana de Medios (CCMA) en la aplicación del 155, como exigió el PSOE. Y ha reclamado a Ciudadanos que haga valer su peso en el Parlament para controlar la pluralidad de sus contenidos.

Comisión pendiente en el Parlament

Lo cierto es que la Mesa del Parlament ha aprobado ya la creación de las comisiones no legislativas a petición de los partidos de la oposición, con la vista puesta precisamente en abrir la comisión de control a la CCMA. Pero ésta no ha iniciado todavía sus trabajos.

Tampoco el líder de los CatEC-Podem, Xavier Doménech, ha entendido la conveniencia de dedicarle tres horas de televisión pública al ex presidente fugado. “Ayer vimos una entrevista que yo aún no he entendido” se lamentó en Catalunya Ràdio, “no sé a qué venia si no era para anunciar alguna cosa nueva, y lo único que dijo es que piden más tiempo sin dejar demasiado claro para qué”.