Política

Bruselas propone abrir el proceso de adhesión a la UE de Macedonia y Albania

Los ministros de exteriores de Macedonia y Grecia, durante una cumbre en Ohrid.

Los ministros de exteriores de Macedonia y Grecia, durante una cumbre en Ohrid. EFE

La Comisión Europea propuso este lunes la apertura de las negociaciones de adhesión con Albania y la Antigua República Yugoslava de Macedonia, de forma que ambos países puedan convertirse en el futuro en Estados miembros de la Unión Europea.

«Hoy, la Comisión recomienda que el Consejo decida abrir negociaciones de adhesión con Albania y la Antigua República Yugoslava de Macedonia», declaró la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, durante una rueda de prensa. El paquete de ampliación evalúa cada año los progresos que han realizado los candidatos a entrar en el club comunitario en ámbitos como el Estado de Derecho y la democracia, la reforma de las administraciones públicas o la competitividad económica.

En esta ocasión, el informe analiza la situación en seis países de los Balcanes Occidentales (Albania, Montenegro, Serbia, Bosnia-Herzegovina, la Antigua República Yugoslava de Macedonia y Kosovo), así como Turquía.

Ante los medios de comunicación, Mogherini también precisó que Serbia y Montenegro han «progresado bien» en las negociaciones para convertirse en parte de la UE, mientras que en el caso de Bosnia-Herzegovina aseguró que se trabaja en un dictamen sobre la solicitud de adhesión de ese país, enviada en febrero de 2016. Sobre Kosovo, la política italiana afirmó que se trabaja con las autoridades de ese territorio en «progresos adicionales» a partir del Acuerdo de Estabilización y Asociación, que entró en vigor en abril de 2016.

Macedonia y la polémica del nombre

La Comisión Europea aprecia avances para resolver la histórica disputa por el nombre de la Antigua República Yugoslava de Macedonia, que mantiene bloqueado desde hace décadas su acceso a instituciones supranacionales como la Unión Europea o la OTAN. Grecia nunca ha aceptado la pretensión del país balcánico de llamarse únicamente Macedonia, puesto que lo interpretan como una intención expansionista y reivindicativa sobre la antigua provincia de Macedonia, que ocupaba principalmente el norte de la actual Grecia y fue el germen del imperio de Alejandro Magno.

Las negociaciones en este sentido se han sucedido durante los últimos meses, con ambos países llegando a un principio de acuerdo sobre las posibles opciones para el nuevo nombre del país. Todas incluyen la palabra Macedonia junto a referencias espaciales como ‘Macedonia Norte’ o ‘Alta Macedonia’. Esta misma semana, los ministros de Exteriores de ambos países se encontraron en la turística localidad de Ohrid (Macedonia) para seguir discutiendo el tema.

Estas negociaciones, sin embargo, no son bien vistas en el sector más conservador de la sociedad griega, que ha organizado importantes manifestaciones contra el gobierno de Tsipras.

Turquía sigue alejándose de la UE

En cuanto a Turquía, Hahn lamentó que el país siga alejándose de la UE, «sobre todo en el Estado de derecho y los derechos fundamentales» y recordó que la CE hace «constantes llamamientos» a Ankara para que «revierta esa tendencia negativa con carácter prioritario», algo sobre lo que Bruselas plantea «claras recomendaciones» en el informe presentado hoy, señaló.

El comisario subrayó a la vez que Turquía es un país con el que la UE quiere «seguir cooperando en áreas de interés común», como la cuestión de los refugiados sirios. Por primera vez, la CE publicó hoy junto con el paquete de la ampliación su evaluación anual de los programas de reforma económica para los Balcanes occidentales y Turquía.

Esos análisis revelan «un crecimiento económico continuado y esfuerzos para reforzar la estabilidad macroeconómica y fiscal, a la luz de las actuales debilidades. Bruselas animó a esos países a mantener unas políticas fuertes y y a acelerar las reformas para reducir los persistentes riesgos macroeconómicos y desbloquear fuentes para una crecimiento sostenible a largo plazo e impulsar la convergencia con la UE.

Comentar ()