Un soliloquio capilar del ministro de Hacienda en el Congreso de los Diputados. La insólita escena se ha producido en el Pleno donde se debaten este miércoles las enmiendas a la totalidad de los presupuestos  del Estado. Cristóbal Montoro ha conseguido levantar la carcajada en la bancada de Podemos, a quienes respondía a sus intervenciones. Tirando de ironía y salpicando su intervención con más de un chascarrillo, ha terminado por alabar el pelo del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias: «He tenido un poco de pelo en el pasado, pero nunca como el suyo, señor Iglesias». Una afirmación que ha despertado una risa incontenible para el líder morado.

Y es que Montoro ha subido a la tribuna del Congreso con aire sarcástico y con ganas visibles de un ‘cuerpo a cuerpo’ con Podemos. «Hace mucho tiempo que se cayó el muro de Berlín», comenzó el ministro su intervención, describiendo a los comparecientes de Unidos Podemos como miembros de confluencias «donde confluyen los más viejos pensamientos de la historia y los más fracasados». Desde esta apreciación inicial, pasó a dirigirse directamente al coordinador federal de IU, Alberto Garzón: «Fíjese, que nunca cita a economistas martxistas. ¿Se atreverá algún día?», le retaba Montoro, produciendo la carcajada del interesado desde su escaño.

Sin embargo, el momento más memorable de su intervención desde la tribuna del Congreso podría haberse enmarcado en muchos lugares, pero difícilmente en el Hemiciclo del Congreso durante el debate de las cuentas. Su intervención, con tintes humorísticos, ha sido alimentada por la reacción del resto de diputados del Hemiciclo.

«Ustedes tienen una visión de la economía de mayo de 68», ha criticado Montoro, cuyo discurso ha continuado por otros derroteros, recordando el 50 aniversario de este acontecimiento histórico: «Que por cierto se cumplen 50 años desde que entré la universidad a estudiar Economía», ha disertado el ministro de Hacienda, que ha continuado entre visibles risas su fugaz discurso sobre el paso del tiempo, que casi se ha convertido en un monólogo desde la tribuna del Congreso de los Diputados. «De eso ya no queda nada», ha manifestado Montoro, despertando las risas de su particular auditorio. «Ya no queda nada, señor Iglesias…Yo he tenido un poco de pelo en el pasado pero nunca como el suyo. ¡Ojalá!».

El ministro se recreaba en la propia escena, que ha prolongado durante varios segundos ante el entusiasmo  del público. «¡Ojalá lo hubiera tenido! Pero no me dio tiempo. A mí no me dio para eso, ni mucho menos…Tuve un poquito y tal…pero no, le aseguro que no…Desde que tenía 14 años», ha concluido.