El Senado renovará su parque móvil con la incorporación de 18 vehículos por el sistema de renting, lo que supondrá un desembolso de hasta 850.000 euros en cinco años. Es la primera vez que la Cámara Alta contrata nuevos coches desde 2006, cuando tuvo lugar la última sustitución parcial de la flota.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este lunes el anuncio por el que la Mesa del Senado solicita ofertas para la contratación de 18 vehículos -nueve menos de los que dispone en propiedad en la actualidad- que den cobertura a sus necesidades. La institución descarta la posibilidad de compra y opta por la opción del arrendamiento, fórmula muy extendida en las administraciones públicas.

Según detalla en la memoria justificativa del expediente de contratación, el Senado considera “imprescindible” la renovación de los coches oficiales integrantes de su parque móvil debido al elevado kilometraje que acumulan los coches que prestan ahora servicio y del costoso importe que están suponiendo las “reparaciones” a las que tienen que someterse tanto por las averías que se registran como por la sustitución de piezas necesarias para su correcto mantenimiento.

La Cámara Alta alega que no renueva su flota desde hace 12 años y que hay coches que tienen hasta 470.000 kilómetros

El servicio se presta actualmente con 13 vehículos que, adquiridos en el año 2001, suman entre 170.000 y 470.000 kilómetros. Los últimos 14 se incorporaron hace 12 años y alcanzan ya hasta 390.000 kilómetros. “Hasta el año 2006, en el que se efectuó la última renovación parcial, aproximadamente cada cinco años se procedía a la renovación de la mitad de los vehículos oficiales del parque móvil del Senado, para, de esta forma, conseguir que la mitad de los vehículos tuviese una antigüedad máxima de unos cinco años, y los otros, como máximo, unos diez años”, expone.

Traslado a desguace

El contratista deberá poner a disposición de esta Cámara legislativa 18 vehículos tipo berlina -14 de ellos de representación- y adicionalmente tendrá que encargarse de la retirada, traslado a desguace y baja administrativa de los 27 Peugeot 607 de que dispone en estos momentos.

De acuerdo a las características que se especifican en el pliego de prescripciones técnicas, los nuevos coches que integren su parque móvil tendrán que ser necesariamente de bajo impacto ambiental y, en el caso de que se oferten vehículos híbridos enchufables, el proveedor tendrá que incluir el suministro y conexión de un poste de recarga para cada uno de ellos.

Los coches no podrán tener una longitud inferior a los cuatro metros y medio, tendrán que ser de color oscuro metalizado y contar con antibloqueo de frenos, control dinámico de estabilidad, tracción automática, airbag frontales y laterales y dirección con regulación variable. Igualmente, deberán disponer de climatizador automático, sistema bluetooth para teléfonos móviles, navegación a bordo, espejos retrovisores eléctricos y cristales tintados homologados.

En cuanto a los criterios de valoración que se tendrán en cuenta a la hora de elegir la oferta ganadora se incluyen la motorización y eficiencia; emisiones; seguridad y ayuda a la conducción; equipamiento, accesorios y confort del habitáculo trasero, y servicio de asistencia técnica y mantenimiento. Las ofertas se podrán presentar hasta el próximo 4 de junio.