El expresidente del Gobierno Felipe González ha pedido este viernes que «ningún demócrata de buena fe» le haga el juego a ETA, que busca reescribir la historia de lo que representó la banda para maquillar la realidad de que fue derrotada por la democracia española.

González da la razón al ex vicepresidente del Gobierno y ex ministro de Interior, el también socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, cuando sitúa el momento actual «en una pelea tramposa por el relato de lo que fueron» los terroristas de ETA, informa Europa Press.

La banda, recuerda González, ha sido «una pesadilla para la democracia española durante más de cuatro décadas». Pero ahora, destaca, «ya no le queda nada, más que las complicidades que encuentren para falsear ese relato, sean estas intencionadas o de buena fe».

El exlíder del PSOE subraya que los miembros de ETA «fueron derrotados por el sistema democrático y constitucional». Desaparecida su amenaza, «queda el dolor de las víctimas, de tantas familias destruidas, sin distinciones como cínicamente pretende hacer la banda con su hipócrita petición de perdón».