«La pelota ahora está en el tejado del Gobierno español» ha advertido Carles Puigdemont tras reunirse por espacio de poco más de una hora con su sucesor al frente de la Generalitat. Tanto él como Quim Torra han insistido que la prioridad ahora es que se levante el 155 y abrir un diálogo con el Gobierno. «Presidente Rajoy, ponga fecha y hora» ha reclamado Torra, «para abrir un diálogo sin límites».

Quim Torra ha anunciado que hoy mismo le remitirá por carta a Mariano Rajoy su petición de diálogo. «He pedido que ponga lugar, fecha y hora. Es un mensaje claro, sin condiciones previas, hablemos de todo pero hablemos» ha insistido el nuevo inquilino del Palau, quien ha apuntado como primer tema a debatir la recuperación completa de la autonomía catalana.

El nuevo presidente ha advertido además de que es urgente recuperar el autogobierno catalán y ha advertido de que no será suficiente con levantar el 155. «El control de las finanzas de la Generalitat es otra vía de intervención encubierta» ha advertido Torra para reclamar que el Gobierno deje las manos libres a la Generalitat. «Es imprescindible tomar el control de nuestras finanzas, es un aspecto clave porque la Generalitat estaba controlada por el Gobierno tres meses antes del 155» ha insistido Torra.

Es imprescindible tomar el control de nuestras finanzas, no basta con levantar el 155″ ha advertido Torra

Torra ha mostrado su disgusto, en este sentido, por el comunicado realizado hoy por Moncloa, en el que se advierte de que el levantamiento del 155 no implicará suspender las medidas de control financiero asociadas al mecanismo de financiación autonómica (FLA).

El nuevo presidente catalán y su antecesor en el cargo han protagonizado una rueda de prensa conjunta que se ha convertido en el primer acto institucional de Torra al frente de la Generalitat. Un gesto destinado a dejar claro que el gobierno sigue ligado a Puigdemont, y que el líder de JxCat tendrá un papel determinante en la definición del nuevo ejecutivo. «Estoy aquí para honrar al president Puigdemont» ha afirmado Torra para abrir su intervención, «soy un presidente custodio» ha llegado a afirmar para explicar su condición subalterna respecto a Puigdemont.

«Las decisiones las toma el president de la Generalitat» ha añadido Puigdemont sin embargo, para asegurar que se tratará de un gobierno «fuerte». El nuevo presidente ha confirmado además que ofrecerá la posibilidad de volver al gobierno catalán a todos los ex consellers cesados por el 155 porque «el principio de restitución» es un elemento fundamental de su proyecto, aunque no ha avanzado si alguno de los ex consellers está dispuesto a asumir de nuevo el cargo -desde prisión o desde Bruselas, en el caso de los huidos-.

En este sentido, Torra ha afirmado que no dará a conocer la composición del nuevo gobierno hasta que se haya producido la toma de posesión, que podría hacerse efectiva mañana si como se espera el Rey firma hoy su nombramiento. Torra ha insistido además que en los próximos días quiere visitar en prisión a todos los dirigentes procesados por su participación en el 1-O y la proclamación de independencia.

Torra quiere visitar a los líderes independentistas encarcelados «en calidad de presidente de la Generalitat»

«Visitaré las tres cárceles con presos políticos catalanes» ha asegurado, dejando entrever que de esa ronda de contactos dependerá también la formación del gobierno catalán. Se trata, sin embargo, de unos contactos que deben contar con el beneplácito de instituciones penitenciarias a una visita hecha «en calidad de presidente de la Generalitat», como pretende Torra.

Por su parte Carles Puigdemont ha intentado desmentir la convocatoria de nuevas elecciones a partir de otoño, que él mismo insinuó al afirmar que a partir del 27 de octubre Torra puede volver a llamar a las urnas. «Hemos abierto un periodo de desescalada» en la tensión política, ha asegurado el líder de JxCat, quien ha recordado al Gobierno: «dijeron que estaban dispuestos a dialogar. Si pese a todos los esfuerzos pidiendo diálogo, al final resulta que sigue la represión, es normal que se puedan plantear nuevas elecciones».

El PSC quiere saber quién paga

Paralelamente, el PSC ha presentado una batería de preguntas en el Parlament para que el ejecutivo catalán aclare las condiciones en que Torra ha viajado a Berlín. En cinco preguntas dirigidas al Govern, el Grupo Socialista pregunta si el viaje de Torra a Berlín «se efectúa con carácter oficial como presidente», y en caso de ser un viaje oficial, cual es el programa de la vista.

Inquieren además los socialistas quién acompaña al president en este viaje, si los gastos del viaje son a cargo del presupuesto de la Generalitat y el detalle de esos gastos.