Política

Comienza la desbandada: medio centenar de militantes deja el PP de Vigo y entra en Cs

logo
Comienza la desbandada: medio centenar de militantes deja el PP de Vigo y entra en Cs

El ex consejero gallego, Javier Guerra, en una imagen de archivo. EFE

Resumen:

El ex consejero de Economía e Industria del primer gobierno gallego de Alberto Núñez Feijóo, Javier Guerra, ha abandonado la militancia del Partido Popular para pasarse a Ciudadanos, en un camino en el que no estará sólo: otro medio centenar de afiliados del PP tomarán el mismo rumbo.

Las diferencias entre Guerra y la dirección que encabeza Elena Muñoz han provocado que gran parte del grupo crítico de Vigo haya abandonado la militancia del PP. La baja se hará efectiva en dos semanas, cuando Guerra, que ha estado 36 años en el PP, formalice su alta en Ciudadanos, tal y como recoge La Voz de Galicia.

El ex consejero de Economía e Industria del primer gobierno gallego de Alberto Núñez Feijóo, Javier Guerra, ha abandonado la militancia del Partido Popular para pasarse a Ciudadanos, en un camino en el que no estará sólo: otro medio centenar de afiliados del PP tomarán el mismo rumbo.

Las diferencias entre Guerra y la dirección que encabeza Elena Muñoz han provocado que gran parte del grupo crítico de Vigo haya abandonado la militancia del PP. La baja se hará efectiva en dos semanas, cuando Guerra, que ha estado 36 años en el PP, formalice su alta en Ciudadanos, tal y como recoge La Voz de Galicia.

La formación que lidera Albert Rivera ya ofreció el pasado mes de febrero al ex consejero un papel relevante dentro de su estructura en Vigo, donde consiguió un 43% de los votos en el último congreso local del PP al que se presentó.

Guerra ha comunicado a sus seguidores que no se presentará a las elecciones locales para hacer frente a la propia Elena Muñoz y a Abel Caballero, el actual alcalde, pero que sí tomará parte en las autonómicas del año 2020 frente a, si se diera el caso, Alberto Núñez Feijóo.

El ex consejero fue concejal en el gobierno de Vigo que encabezó Corina Porro en el año 2003, para luego ocupar un sillón en el Congreso de los Diputados y en el Parlamento gallego, donde permaneció hasta el final de la última legislatura.