El nuevo presidente catalán, Quim Torra, ha hecho uso y abuso en los últimos años de las redes sociales, con tuits de carácter xenófobo en ocasiones que han marcado su llegada al Palau de la Generalitat. Uno de esos tuits, también pretendidamente irónico, ha provocado ahora una crisis en Ferraz, por el supuesto apoyo del líder independentista al actual secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, cuando fue descabalgado de la secretaría general por los barones socialistas.

Torra escogió el fin de semana del 1 de octubre de 2016 para pasearse por la calle Ferraz, coincidiendo la reunión  la Comité Federal en el que se expulsó a Sánchez, y aprovechó para fotografiarse junto a su esposa e hija frente a la sede del PSOE. Fotografías que publicó en twitter con la leyenda: “Preparados para resistir el asedio a Ferraz. Por el federalismo” y “Por si acaso, nosotros ya estamos en Ferraz para dar apoyo a Pedro Sánchez y que el Senado venga a Barcelona”.

Torra argumenta que estaba de visita familiar en Madrid y que los tuits eran irónicos, nunca pretendió dar apoyo a Sánchez

Fuentes de JxCat han reconocido hoy que los tuits son verídicos, pero argumentan que se trató de una ironía, que Torra nunca tuvo la intención de prestar su apoyo a Sánchez o a ningún otro dirigente socialista. Un año antes había dejado la presidencia de Omnium Cultural en manos de Jordi Cuixart, la adscripción independentista era ya incuestionable.

Torra pasó ese fin de semana en Madrid visitando a una de sus hijas, que entonces cursaba estudios en la capital, y quiso ironizar sobre la crisis del PSOE. Una ironía que ahora ha vuelto al primer plano, obligando a los socialistas a desmentir cualquier conexión.

“Que no te cuelen un bulo. No. Torra nada tiene que ver con ningún socialista. Representa la peor derecha. Vino a Ferraz a reírse de nosotros”, señala el PSOE en un mensaje que publica en la red social. “Estamos conociendo su xenofobia, su supremacismo. Ahora sabemos también de su indignidad impropia de cualquier político”, añaden los socialistas en su mensaje.

Los tuits de Torra se han hecho públicos al día siguiente del encuentro de Pedro Sánchez con Mariano Rajoy en Moncloa, para pactar una estrategia conjunta frente al nuevo desafío que supone la investidura del ex presidente de Òmnium. Un dirigente que se ha significado por sus mensajes xenófobos y supremacistas, según todos los partidos de la oposición, y que se ha comprometido a seguir adelante con el proyecto de secesión que inició Carles Puigdemont.