El presidente de Radio Televisión Española (RTVE), José Antonio Sánchez, ha protagonizado una sorprendente respuesta cuando, en la comisión de control de la Corporación en el Congreso, ha sido preguntado por su presencia en los papeles de Bárcenas por el diputado de Podemos Miguel Vila.

«Yo no estoy en los papeles de Irán, donde se cuelga en las grúas a los homosexuales, o se mata a pedradas a las niñas por darse un revolcón con el novio, o se asesina a 150 manifestantes como en Caracas…yo en esos papeles no estoy, que quede constancia», ha respondido Sánchez, que preside RTVE desde octubre de 2014, cuando era cuestionado por los sobrecostes en las obras de la sede de Prado del Rey y una serie de adjudicaciones a las empresas de José Luis Sánchez Domínguez.

Vila ha recordado al presidente de RTVE su presencia en los papeles de Bárcenas, donde aparece como receptor de varios pagos por total de 1.100.000 pesetas entre los años 1994 y 1995, cuando trabajaba como cronista parlamentario en el diario ABC, según informó en su día El Confidencial. «Yo estoy en los papeles de Bárcenas, en los papeles manchados de sangre nunca estaré», ha rematado el presidente de la Corporación.

La censura del ‘os jodéis’

Además, José Antonio Sánchez ha tenido otro encontronazo con el diputado de Compromís Joan Baldoví, que le ha cuestionado por los criterios de selección de noticias y por la censura a la que se sometió en la Comunidad Valenciana la información sobre el «os jodéis» que le dedicó la secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez Castro, a un grupo de pensionistas que protestaban durante un acto de Mariano Rajoy en Alicante.

Sánchez ha defendido que la selección de noticias es labor de la dirección de informativos. En su réplica, Baldoví le ha recriminado que el criterio de la dirección de informativos de TVE debió ser distinto del que aplicaron el resto de editores de España, que sí dieron la noticia en sus medios. Como respuesta, Sánchez ha sacado a relucir una selección de portadas de periódicos impresos en las que la noticia no apareció destacada.

Igualmente, Sánchez le ha respondido a Baldoví que cuando Pablo Iglesias dijo en un chat privado que azotaría a Mariló Montero «hasta que sangrase», «no lo vió usted en TVE ni se quejó por no haberlo visto».