José Ramón Bauzá (Madrid, 1970) ha irrumpido en el proceso congresual del PP proponiendo un debate de ideas para rescatar el liberalismo que considera maltrecho dentro de las filas populares. Aunque emplea en todo momento el plural -no habla apenas de él sino de “nosotros”-, insiste en no adelantar ningún nombre de los que le acompañan en esta aventura, salvo el de Esperanza Aguirre, en muy buena medida porque El Independiente informó de la llamada que le hizo la semana pasada. Asegura no tener claro si finalmente dará el paso para presentar su candidatura al liderazgo del PP y defiende que “la mayor deslealtad sería no decir lo que pienso por comodidad”, entre otras cosas, incoherencias, dice, en el discurso del PP en según qué territorios.

Pregunta. -¿Rajoy y el PP no son liberales?

Respuesta. -Cuando nace el PP su éxito radica en incorporar perfectamente las tres grandes familia del centro derecha: conservadores, demócratacristianos y liberales. Eso es lo que hace que se sientan identificados millones de españoles, lo que nos da la grandeza como partido. En los últimos años se ha priorizado lo urgente sobre la importante, más la gestión, con unos resultados extraordinarios, pero se ha dejado de lado la práctica ideológica, el hacer política. Nosotros queremos poner de manifiesto que hay que hacer más política y contar con la familia liberal para recuperar a algunos de nuestros simpatizantes que no se han sentido identificados con el partido.


Vídeo: G. M. Piantadosi

P. -¿Pero en qué se hubiese diferenciado, por ejemplo, la gestión de la crisis desde una visión liberal?

R. -Queremos recuperar los principios, valores, compromisos e ideas del PP de toda la vida adaptadas a la realidad de 2018. No defendemos sólo una gestión económica liberal, sino también la aplicación práctica del liberalismo. Debemos dar respuesta a por qué han dejado de estar identificados con nosotros determinadas personas en relación a temas como la educación o la actuación frente a los nacionalismos, porque la gestión económica por parte del Gobierno ha sido brillante.

Hay que hacer más política y contar con la familia liberal para recuperar a muchos simpatizantes”

P. -¿Y en la respuesta al independentismo catalán?

R. -Se trata de hacer una propuesta en relación a muchos temas. Quien ahora tenga que asumir la presidencia del partido lo hará desde la oposición, con lo cual la forma de plantearnos nuestra situación no es la misma que cuando estábamos en el Gobierno. Queremos ayudar a esa persona, se llame como se llame, para que disponga de una batería ideológica de manera que aquellas personas que no se habían sentido tan identificadas vuelvan al partido. Y haremos una serie de propuestas en esa línea.

P. -¿Y cuáles serán?

R. -Estamos trabajando en esa línea que haremos pública. Se trata más del qué que del quién, porque sea quién sea la persona que asuma el liderazgo del PP tendrá experiencia y será responsable, además de un gran presidente del partido y del gobierno, no lo dudamos lo más mínimo.

Estamos en la tesitura de que es necesario regenerar, renovar el partido”

P. -¿Esos liberales se han ido a la abstención o a Ciudadanos?

R. -No importa dónde se hayan ido, lo importante es que queremos recuperarlos. Nuestras propuestas van a ir siempre en positivo con la idea de sumar, de crecer juntos, de que todas esas familias que conformaron el centro derecha, que abrazó el PP, vuelvan a estar representadas.

P. -¿Está en la tesis de Aznar de un rearme ideológico?

R. -Estamos en la tesitura de que es necesario regenerar, renovar el partido. Pero no sólo es una cuestión de caras, que es importante, sino de ideas, de determinados principios, valores y compromisos. Por ejemplo, hay una franja de edad que teníamos muy perdida, sin demasiado aceptación, entre los 25 y 45 años. Su respuesta en las redes ha sido rápida e inmediata. Son gente universitaria, emprendedores, jóvenes con inquietudes y profesionales liberales que podemos recuperar.

En determinadas zonas de España el PP está dando apoyo a las subvenciones al catalán”

P. -¿Cree que está habiendo distorsiones en el discurso del PP?

R. -En determinadas zonas de España el PP está dando apoyo a las subvenciones al catalán cuando en otros sitios se está defendiendo todo lo contrario. En Baleares, la Abogacía del Estado tuvo que poner un recurso para evitar esas subvenciones porque incumplían la igualdad de la cooficialidad de lenguas. Se daban subvenciones al catalán, pero al resto no. En Navarra se defiende una ley de símbolos y en Baleares salimos del hemiciclo para no aprobarla. Y eso debe hablarse para que no ocurra y no perder nuestra identidad, con un discurso homogéneo en todas partes.

P. -Contactó con Aguirre, ¿qué le dijo?

R. -He contactado con muchas personas y muchas han contactado conmigo. No se trata tanto de las personas, que son importantes, pero cuando defendemos que no debe ser  un congreso de caras ni de nombres sino de ideas, si le dijera un nombre dejaría de decir otros y eso sería incoherente.

P. -¿Cree que Aguirre debería volver a la primera línea política?

R. -Esas decisiones las tiene que tomar cada uno, de manera individual, pero lo que no podemos es prescindir de nadie que pueda aportar, que quiera sumar, que quiera ser partícipe en la vida de un partido y en las aportaciones a España. Esa es una riqueza de la que no podemos prescindir, se llame como se llame.

Es un oportunidad perdida que en el congreso no vaya a haber debate ideológico”

P. -Aunque no quiera hablar de nombres, ¿ha evaluado las fuerzas con las que cuenta?

R. -Estamos planteando una corriente ideológica que representa al liberalismo, aquellos principios, valores y compromisos que siempre ha defendido el PP y que debemos actualizarlos a fecha de 2018. Vamos a liderar esa corriente ideológica, lo cual no significa que presentemos o no candidatura. Esa es una cuestión que se verá en su momento. No estamos evaluando apoyos. Nuestro objetivo es presentar una serie de propuestas en positivo para hacer más grande el partido.

P. -Pero en el congreso del PP no va a haber debate ideológico.

R. -Esa es una oportunidad perdida. Conozco a mucha gente que ya no está identificada con nosotros y no quiero que esté en otra formación política. La mayor de las lealtades es luchar por eso y la mayor deslealtad sería no decir lo que pienso por comodidad.

P. -¿Existe el riesgo de que el congreso del PP se cierre en falso?

R. -Lo que queremos es que ese riesgo no exista. Vamos a ser muy honestos, muy leales, por eso lo hacemos todo con luz y taquígrafos.

P. -Bueno, todavía no ha desvelado quiénes son ni que propuesta concreta van a hacer.

R. -Lo haremos público en estos días en tiempo y forma. Todo lo que hemos hecho en positivo hay que maximizarlo, pero en todo aquello que podamos mejorar, es nuestra responsabilidad analizarlo y darle una solución.

Puede haber cinco candidaturas que sean más de lo mismo y una que represente a todas”

P. -¿Es mejor dos listas que una?

R. -Es que puede haber cinco candidaturas que sean más de lo mismo y una que represente a todas. No es una cuestión de números sino de que, sea quién sea quien tenga la responsabilidad de dirigir el PP sea capaz de hacer suyas todas las sensibilidades y las corrientes ideológicas.

P. -Corre el riesgo de ser un candidato florero si se presenta?

R. -No estamos evaluando más que la constitución de una corriente ideológica que nos permita defender el liberalismo en base a los principios de toda la vida del PP adaptados al 2018. Que luego decidimos dar otros pasos, ya lo veremos.

P. -¿Se ve en un futuro equipo de dirección de Génova?

R. -Estoy aquí por vocación de servicio. Mañana mismo, si dejo la política, me voy a mi farmacia. No necesito un sitio, no estoy para ocupar un sitio, sino un espacio político que es el que representamos con esta corriente.

P. -Tras el revolcón que le dieron en el congreso de Baleares el año pasado ¿le siguen quedando ganas de dar la batalla?

R. -Me he presentado a tres procesos internos.La primera vez que hubo un congreso abierto lo hicimos nosotros en 2010. Creo en la participación individual. El primero lo gané e integré al cien por cien a la otra lista porque creo que la  mayor de las responsabilidades que tiene el presidente de una formación es integrar a todo el mundo y no prescindir de nadie. La segunda me presenté como candidato único en un congreso abierto a toda la militancia. En la tercera ocasión decidí dar un paso adelante porque otros compañeros me lo pidieron ante el riesgo de que nuestra corriente ideológica se perdiera. Por responsabilidad y a sabiendas de que tenía muy pocas posibilidades, no podía dejar de lado a todas aquellas personas que se quedaban sin representación.

Es una auténtica injusticia que los que ganamos elecciones no tengamos la oportunidad de gobernar”

P. -¿Le están empujando ahora para presentarse?

R. -Ahora lo que me han pedido es que lidere esta corriente, lo que para mí es un honor. En esa fase estamos, en la recuperación de la ideas del PP de toda la vida.

P. -¿Es de los que cree que Rajoy debiera haber dimitido antes de perder la moción de censura?

R. -Es una auténtica injusticia que los que ganamos elecciones no tengamos la oportunidad de gobernar. Siempre he defendido que debe ser la lista más votada la que gobierne, pero otra de las injusticias es que estando gobernando, siendo la lista más votada con diferencia respecto a las demás, se produzca una moción que tiene toda la legalidad pero no la legitimidad. Es que ha habido una unión de independentistas, populistas, proetarras… donde el único objetivo no era solo que se fuera Rajoy, sino eliminar al PP de las instituciones.

P. -Entre medias ha habido una condena civil al PP y luego ha venido otra por la Gürtel valenciana.

R. -Cuando asumí la presidencia del PP de Baleares en el 2010 nuestra situación con Jaume Matas era francamente complicada. Propuse un estricto código ético, que en aquel momento a algunos les parecía excesivo, pero que ahora nadie cuestiona. He sido activo en la lucha contra la corrupción y no hay que darle el más mínimo atisbo de duda a nadie sobre la contundencia que debemos tener.