“Estoy preparada, me siento preparada, ofrezco la garantía de mi experiencia. Creo firmemente en el futuro del PP”. La secretaria general popular, María Dolores de Cospedal se presenta como candidata para presidir el Partido Popular y lo hace contra la ex vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría que también ha anunciado la misma intención. “Me presento para ganar, para ganar y para ganar” y “ofrezco victoria, victoria y victoria”, ha asegurado en Toledo, durante la Junta Directiva del PP de Castilla-La Mancha, sin dejar de lanzar “recados” de todo tipo contra Santamaría, entre otras cosas, acusándola, veladamente, sin citarla, de no dar la cara por el partido en los momentos más duros, acosado por los casos de corrupción; de desconocer la organización y de no estar testada electoralmente. En fin, una andanada que vaticina la lucha cruenta que se va a abrir en el PP.

“He tomado una decisión y la he consultado con muchos compañeros de partido y con mi familia y mis seres queridos”, ha asegurado sobre este paso hacia delante. “Me he equivocado en muchas ocasiones pero creo que en muchas otras me he comportado como se esperaba de mi. Dando la cara por nuestras siglas que se han visto salpicadas por quienes no han respetados ni a los amigos ni los afiliados de nuestro partido”, ha añadido en su acto del partido para dejar claro que siempre ha dado la cara por el PP. “Me he enfrentado -ha agregado- con aquellos que han robado, que han hecho daño al partido. Me han partido la cara unas cuantas veces y seguro que lo volverán a hacer pero siempre me he vuelto a levantar y lo volveré a hacer por el cariño y apoyo de cientos y cientos de compañeros”.

En otro momento de un largo discurso que iba a ser en cerrado y, finalmente, se ha convertido en un anuncio de candidatura, ha apuntado que “por encima de mi imagen y de cualquier instinto de protección siempre ha estado el partido” que es “nuestra fortaleza” y ha recordado que”sé lo que es ganar elecciones cuando todo el mundo decía que era una causa perdida” en alusión a sus dos triunfos en Castilla-La Mancha, que llegó a gobernar en la legislatura 2011-2015.

Se vaticina una lucha cruenta entre dos “pesos pesados” del PP con Casado como “tercera vía”

La decisión de Cospedal es consecuencia de los acontecimientos de las últimas horas, esto es, que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se haya apartado de la carera sucesoria y que Sáenz de Santamaría haya anunciado también sus aspiraciones. En definitiva, dos “pesos pesados” del PP frente a frente con el concurso también del portavoz popular, Pablo Casado, al que muchos ven como una “tercera vía” para impedir que el partido acabe abierto en canal.

Durante la intervención también ha querido mencionar a Rajoy y los últimos años en el Gobierno. “Tras los acontecimientos ocurridos tras la moción de censura interpuesta por PSOE y apoyada por Podemos y los partidos independentistas, Mariano Rajoy decidió poner fin a su mandato. Bajo su mandato el partido ha sido siempre el mejor espejo de los intereses generales de los españoles”, ha asegurado.

“Estos años han sido años ingratos y hemos sufrido un severo desgaste por la dura tarea del Gobierno pero los españoles nos prefirieron antes que a ningún otro partido”, ha añadido.

Hasta el momento son seis los candidatos a suceder a Rajoy al frente del PP: además de Cospedal y Sáenz de Santamaría están el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado; el ex ministro de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo, el secretario ejecutivo de Relaciones Internacionales, José Ramón García-Hernández y el ex presidente de Nuevas Generaciones de la Comunidad Valenciana José Luis Bayo.