Política

El PSOE destituye al presidente de la Diputación de Valencia detenido por corrupción

El alcalde de Ontinyent y presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, junto a policías de la UDEF.

El alcalde de Ontinyent y presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, junto a policías de la UDEF. EFE

La Comisión Permanente del PSPV-PSOE se reunirá esta noche para, previsiblemente, suspender de todos sus cargos orgánicos a Jorge Rodríguez, detenido este miércoles por la Policía dentro de la operación Alquería contra la corrupción. Fuentes del PSPV-PSOE han indicado a Efe que en la reunión, que ha sido convocada a las 22.30 horas, se analizará la situación en que se encuentra Jorge Rodríguez, miembro de la dirección y portavoz del PSPV, tras las actuaciones de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF).

El presidente socialista de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, había reclamado prudencia en un primer momento, aunque ha terminado por tomar la decisión de destituir a Rodríguez de sus cargos después de darle margen para dar un paso atrás por propia voluntad, cosa que no ha sucedido.

El secretario de Organización del PSOE a nivel nacional, José Luis Ábalos, también valenciano, había tachado ya de «vergonzosa» y «lamentable» la detención de Rodríguez, y había demandado que no siguiera en sus cargos dada la «aparatosidad» de su detención.

Operación Alquería

Aunque la Permanente es un órgano colegiado de la dirección del partido de los socialistas, las fuentes han comentado que todo apunta a que Rodríguez, que es también alcalde de Ontinyent, una población de la comarca de La Vall d’Albaida, será cesado de los cargos que ocupa en la estructura del PSPV, tanto a nivel autonómico como comarcal y local.

La operación Alquería, por la que ha sido detenido Rodríguez, ha supuesto la detención de otras cinco personas, entre ellas el jefe de gabinete del presidente de la Diputación, Ricard Gallego, y los gerentes de la empresa pública de la Diputación de Valencia Divalterra, Agustina Brines y Javier Simó, según han confirmado a Efe fuentes cercanas a la investigación.

Las diligencias declaradas secretas por el Juzgado de Instrucción número 9 de Valencia se abrieron por presuntos delitos de prevaricación administrativa y malversación de caudales públicas el pasado mes de mayo tras la denuncia interpuesta por la Fiscalía Anticorrupción de Valencia.

El juzgado investiga irregularidades en la contratación de personal de alta dirección en Divalterra y se han practicado registros en la Diputación de Valencia, en las dos sedes del Ayuntamiento de Ontinyent, la sede social de Divalterra y viviendas particulares de los detenidos.

Te puede interesar

Comentar ()