Felipe VI vuelve este jueves a Cataluña para participar, durante dos días, en los actos de entrega de los Premios Impulsa que organiza la Fundación Princesa de Girona (FPdGi). Un acto empañado ya por las polémicas previas, que las entidades independentistas volverán a aprovechar para manifestar, lo más sonoramente posible, su rechazo a la Corona. Los CDR ha convocado una manifestación en Vilablareix, la localidad donde se celebrará la entrega de los premios bajo el lema de «La revuelta de los elefantes: No tenemos rey».

Esta vez, sin embargo, las concentraciones no se verán secundadas por la ANC y Omnium, que el pasado viernes sí convocaron una manifestación de rechazo a Felipe VI en Tarragona. Los CDR de Girona intentarán compensar, en solitario, el fiasco de esa convocatoria, que en el caso de los grupos antisistema apenas convocó a unas decenas de personas, mientras el presidente de la Generalitat, Quim Torra, acudía en apoyo de Òmnium y la ANC minutos antes de compartir con Felipe VI la inauguración de los Juegos Mediterráneos.

Tras una semana de polémica por la amenaza de plantón del president al Rey, el resultado fue el de dos manifestaciones contrapuestas a la convocada por Vox en defensa del Monarca y una sonora pitada a Torra durante la ceremonia inaugural de los Juegos, con unas gradas llenas de banderas españolas que han llevado al Govern a denunciar -sin pruebas- que se había «seleccionado» el público que acudió al estadio.

Sin presencia institucional catalana

Felipe VI difícilmente verá a los manifestantes, dado el dispositivo de seguridad organizado para hoy, con un fuerte cordón policial en torno al Mas Marroch en el que los hermanos Roca harán de anfitriones de los Reyes. Pero sentirá el rechazo del independentismo en la ausencia de representantes de la Generalitat y de los gobiernos locales, que mostrarán así el rechazo a la Corona intensificado desde todas las tribunas del independentismo en los últimos días.

El presidente de la Generalitat decretó el pasado viernes la ruptura oficial de relaciones con la Casa Real tras anunciar su asistencia a los Juegos del Mediterráneo. Torra anunció que ni él ni la Generalitat participarán en ningún acto organizado por la Casa Real, ni invitarán a sus miembros a los actos propios de la Generalitat, y renunció a la vicepresidencia de honor de la Fundación Princesa de Girona para dejar clara la ruptura, tras ceder a las presiones empresariales y políticas para que no plantara al Rey en Tarragona.

Ya estaba previsto que el president no asistiera a los actos de la FPdGi, debido a su conveniente viaje a Estados Unidos. Pero tras la declaración del viernes quedó claro que Felipe VI tampoco podrá limar diferencias con ninguno de sus consellers. También plantará al Rey el alcalde de Vilablareix, el republicano David Mascort, que días atrás ya expresó su rechazo a acoger la entrega de los Premios Impulsa.

Mascort seguía así la senda marcada por la alcaldesa de Girona, la ex convergente Marta Madrenas. En enero, el Ayuntamiento ya anuncio a la Casa Real que habían escogido precisamente la semana en la que cada año se celebra la entrega de los premios, la última de junio, para hacer reformas en el Auditorio que había acogido el acto desde su creación, en 2010. Pero además, Madrenas declaró tras el discurso de Felipe VI del 3 de octubre que no volvería a participar en actos junto a él y el monarca fue declarado ‘persona non grata’ por el pleno municipal.

10.000 euros para jóvenes valores

La Fundación Princesa de Girona se creó en 2009 auspiciada por empresarios y dirigentes de la sociedad civil gerundense como una plataforma para acercar a la Corona a Cataluña. Impulsada por 88 patronos en los que la presencia de grandes empresarios y directivos de ámbito nacional es ahora mayoritaria, su objetivo era actuar como alter ego de la Fundación Príncipe de Asturias. Si la primera premia trayectorias de reconocido prestigio mundial, la FPdGi busca ser un trampolín de jóvenes talentos, españoles y extranjeros.

Para ello ha creado tres programas: los Premios Impulsa, el Programa Rescatadores de Talento, centrado en la mejora de la empleabilidad, y Educar el Talento Emprendedor, destinado a la innovación educativa, con presupuesto global para 2018 de 2,8 millones de euros. Los seis galardonados por la FPdGi -jóvenes de hasta 35 años con una brillante trayectoria en sus ámbitos- recibirán un premio dotado con 10.000 euros.