Finalmente no habrá ikurriña en ninguno de los cinco mástiles del Ayuntamiento de Pamplona durante el lanzamineto del chupinazo mañana en Pamplona. El alcalde de la capital navarra ha anunciado esta mañana la decisión del equipo de Gobierno de optar por dejar un mástil vacío “en señal de protesta” ante la imposibilidad de izar la enseña vasca impuesta por los tribunales.

Asirón ha asegurado que la decisión se ha adoptado por la “amenaza de índole judicial” que pesa sobre su colocación, después de que los tribunales hayan condenado a los consistorios navarros, entre ellos el de Pamplona, que en fiestas anteriores optaron por hacer ondear la ikurriña durante sus fiestas patronales. El alcalde de Pamplona ha afirmado esta mañana que el mástil vacío que mañana se dejará en la balconada del consistorio representará a las “identidades proscritas, a las identidades que todavia no pueden verse reconocidas en el ayuntamiento”.

Ha señalado que pese a ello, la ikurriña estará presente en el chupinazo y ha denunciado que espera que sea “perseguida a porrazos”.

A primera hora de la mañana el alcalde aún no habia desvelado cuál sería finalmente la posición del consistorio ante si mañana la ikurriña iba a estar presente durante el lanzamiento del chupinazo que dará comienzo a las fiestas de San Fermín. El primer edil sí ha asegurado que le corresponde asegurar y “garantizar que todas las sensibilidades estén representadas” en un momento como el que se vivirá a las 12.00 horas en el balcón del consistorio pamplonés. Asirón ha añadido que es sumamente “triste que tengamos que asumir que hay banderas proscritas”.

Ha apuntado que el balcón del ayuntamiento tiene cinco mástiles en los que deben estar representadas “todas las sensibilidades de Pamplona”. Pese a que ha apuntado, en declaraciones a Radio Euskadi, que por ahora la decisión no está tomada, “para mi no sobra ninguna bandera, si acaso falta una cuando no ondea la ikurriña”: “Es inaudito que en pleno siglo XXI haya quien crea que se pueden prohibir banderas”. Asirón sí ha asegurado que durante el lanzamiento del chupinazo en la Plaza Consistorial estará presente la ikurriña, bien en los balcones de la plaza, bien entre el público o portada por algunos cargos públicos.

Asirón ha asegurado que durante el lanzamiento del chupinazo en la Plaza Consistorial estará presente la ikurriña

Ante el impacto e incidencia que el caso de la agresión sexual y el proceso judicial en torno a ‘La Manada’ pueda tener en los Sanfermines, el alcalde ha afirmado que las fiestas en Pamplona son “seguras” y según un informe de la Universidad Pública de Navarra incluso más que en otros lugares, “aquí se resuelven el 95% de las agresiones sexistas y existe una sensibilidad mayor, por eso existe una conciencia de denuncia tan grande”. Ante la posibilidad de que hoy se pueda dictar el ingreso en prisión de uno de los condenados, el guardia civil Antonio Manuel Guerrero, que intentó renovar el pasaporte, Asirón ha reiterado que el consistorio defenderá siempre los intereses de la víctima.

Optará a la reelección

Ante la polémica en torno a la pervivencia de las corridas de toros en los Sanfermines, el alcalde ha apuntado que actualmente no sería concebible unas fiestas sin toros, “aunque es un debate que se deberá tener en este siglo XXI” pero que deberá partir de la sociedad y ante el que a las instituciones sólo les restará “ser permeables”.

Tras anunciar ayer la ruptura del acuerdo cuatripartito, que deja fuera a Azurmendi e Izquierda-Ezkerra, el alcalde de Pamplona ha asegurado que ha sido una decisión “muy dolorosa” a la que estaba obligado tras la posición mantenida por las dos formaciones que impidió sacar adelante el plan de inversiones de 6 millones de euros: “Sólo había una cosa peor que era no hacer nada”.

Por último, Asirón ha confirmado que optará a la reelección como alcalde en las elecciones municipales previstas para mayo próximo. En su opinión, es la consecuencia lógica del movimiento y compromiso del “cambio” que muchas personas y organizaciones impulsaron y que le llevó a él a liderar el consistorio.