El conseller de Interior de Generalitat, Miquel Buch, ha llevado a cabo una profunda reorganización de la cúpula de comisarios e intendentes de los Mossos d’Esquadra situando por debajo del comisario jefe, Miquel Esquius, a David Boneta como responsable de la Comisaría Superior de Coordinación Territorial, y al comisario Rafael Comes, como responsable de la Comisaría Superior de Coordinación Central, ha informado el cuerpo en un comunicado.

El comisario Ferran López, que estuvo al frente del cuerpo durante la aplicación del artículo 155 de la Constitución y que presentó su renuncia con la llegada del nuevo Govern, será adjunto a la Jefatura del cuerpo, y el comisario Joan Carles Molinero, hasta ahora número tres del cuerpo, pasa a la Comisaría General de Movilidad.

El comisario Joan Carles Molinero, hasta ahora número tres del cuerpo, pasa a la Comisaría General de Movilidad

Fuentes consultadas han explicado que López seguirá en el núcleo duro de la cúpula de los Mossos pero en un puesto como mano derecha de Esquius, de adjunto a la Jefatura, que hasta ahora ocupaba el comisario Francesc Xavier Gámez, quien asume la dirección de la Comisaría General de Recursos Operativos, de quien dependen las fuerzas antidisturbios.

En la estructura superior de mando de la policía catalana siempre se han situado el comisario jefe –o el mayor, en el caso de Josep Lluís Trapero, un grado superior que el de comisario–, y los dos comisarios superiores, como los tres puestos de más relevancia.

La renovación implica a una veintena de comisarios e intendentes y ha sido comunicada a los mandos uno por uno por el director general de los Mossos, Andreu Martínez, en el Complejo central de la policía catalana, en Sabadell (Barcelona), este mismo miércoles, han explicado a Europa Press fuentes conocedoras.

Según el comunicado, con esta reestructuración, que llega tras la designación del nuevo comisario jefe, Miquel Esquius, «se da continuidad a la voluntad expresada por la dirección de impulsar la revisión de la actual estructura de mando con el objetivo de incrementar los niveles de eficiencia» en la gestión de la seguridad.

El director de Mossos y el comisario jefe han agradecido personalmente a los mandos el trabajo realizado en sus funciones precedentes y les han alentado «a continuar trabajando al servicio de la ciudadanía, en las nuevas responsabilidades que asumen, con un firme compromiso en la defensa y protección de sus derechos y libertades».

Comisarios superiores

Los dos comisarios superiores que asumen ahora el cargo, David Boneta y Rafel Comes, son de la última promoción de comisarios, de febrero de 2017: el primero ha sido desde entonces jefe de la Región Policial Camp de Tarragona, y el segundo, jefe de la Comisaría General de Investigación Criminal.

David Boneta, de 48 años, es licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Ciencias Empresariales, y era el jefe de la comisaría de Segrià-Garrigues-Pla d’Urgell (Lleida) antes de ascender a comisario, y Rafel Comes de 50 años y licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración, era responsable de la Región de Terres de l’Ebre (Tarragona) antes de ser comisario.

El comisario Molinero, que era uno de los favoritos en las apuestas para liderar el cuerpo tras la marcha de López, finalmente asumirá la Comisaría General de Movilidad, de la que dependen los controles de carretera y en otros medios de transporte.

Otros cambios

Los dos comisarios que hasta ahora lideraban la Región Policial Metropolitana de Barcelona, Joan Portals y Xavier Porcuna, dejarán este puesto y se irán respectivamente a la Comisaría General de Investigación Criminal y a la Comisaría de la Región Policial Metropolitana Sur.

A Barcelona llega el comisario Carles Anfruns, que hasta ahora estaba en la Región Metropolitana Sur, mientras que la comisaria Alícia Moriana será subjefa de la Comisaría General Técnica de Planificación de la Seguridad.

El comisario Joan Figuera, que actualmente lideraba la sala central de mando, pasará a ser el comisario jefe de la Escuela de Policía de Cataluña.